Declaración de la Renta 2021: recordamos los principales consejos para optimizar el pago de impuestos dentro de la ley

Declaración de la Renta 2021: recordamos los principales consejos para optimizar el pago de impuestos dentro de la ley
2 comentarios
HOY SE HABLA DE

Como cada año por estas fechas, toca lo que toca: hacer la Declaración de la Renta. Sí, esa obligación que a los ciudadanos nos provoca cierto malestar, pues nunca se sabe si te va a tocar pagar o vas a tener la suerte de ser bendecido con una devolución.

A partir del 6 de abril y hasta el 30 de junio, los españoles tenemos plazo para presentar este trámite, por lo que hay tiempo de sobra para hacerlo y prepararlo bien. Pero que haya plazo suficiente no debe relajarnos y dejarlo todo para última hora, porque luego pasa lo que pasa, que se hace con prisas y con errores.

Por ello, teniendo en cuenta que es el trámite tributario más importante del año, vamos a dar unas claves para optimizarlo y, si es posible, lograr una devolución que entre en regla con la ley fiscal.

Lo que tienes que hacer y lo que no

En primer lugar, dejemos claro que no todos los españoles están obligados a presentar la declaración de la renta. Además esto es novedad, porque Hacienda ha subido el umbral exento de tener que hacerla a 22.000 euros. Es decir, quienes hayan tenido unos ingresos en 2021 inferiores a 22.000 euros, no tendrán que presentarla si no quieren.

Si bien es bueno que hagan el borrador porque si les sale a devolver, les conviene hacerla.

Quienes tengan unas rentas superiores a esa cantidad, pues ya saben lo que hay, toca declarar. Y lo mejor que podemos hacer para no cometer errores que conlleven sanciones es ir con calma.

Muchas veces nos pueden las prisas y queremos enviar el borrador cuanto antes, sin mirarlo bien ni repasarlo todo, lo que puede hacer que 'caigamos en la trampa', lo enviemos incompleto y nos caiga una sanción.

Porque Hacienda no te da el borrador ya super completo y bien hecho para que tu solo lo confirmes. No. La Agencia Tributaria te pone lo básico y de ti depende que incluyas todas tus rentas y demás. Por lo tanto, no tengas prisa, tienes casi tres meses para hacerla, repasa todo bien y no olvides incluir nada.

Porque hay cosas que tienes que meter tu a mano, como son alquileres, ayudas públicas y las deducciones y reducciones fiscales a las que te puedas acoger. Por eso conviene dedicarle el tiempo suficiente. Porque quizá de eso dependa que nos salga a pagar o a devolver. De hecho, muchas deducciones son autonómicas, por lo que te conviene enterarte de cuáles hay en tu comunidad y si puedes beneficiarte.

La familia tributa

Otro punto importante: tu estructura familiar. Porque si eres padre o madre y recibes ayudas tienes que saber que estos ingresos están exentos. Además, este año ha aumentado la cuantía de deducción por maternidad 1.000 euros, hasta un máximo de 2.200 euros si se sufragan gastos de guardería o de educación infantil para menores de hasta 3 años.

Igualmente, hay deducciones para familias numerosas, por hijos que presenten algún tipo de discapacidad o para familias monoparentales con dos hijos. Y lo bueno es que este año han aumentado también.

Otra cuestión espinosa para los casados:** ¿hacemos la declaración conjunta o individual?** Pues hay que intentar que sea lo mejor para ambos. Es decir, probad ambas fórmulas antes de enviar el borrador y lo que mejor salga a cada cónyuge será lo que hay que hacer. Además, si uno vive en otro país de la UE, que le impida presentarla de forma conjunta, tiene deducción.

También está el tema de los planes de pensiones, cuya tributación cambió el año pasado, pues el límite bajó a 2.000 euros de aportaciones para planes individuales y subió a 8.000 euros adicionales por contribuciones empresariales. Por lo que para este año el limite anual de desgravación queda fijado en la menor de la siguientes cantidades:2.000 euros o el 30% de los rendimientos netos del trabajo y actividades económicas.

Y si eres autónomo...

Para finalizar, si eres autónomo que sepas que tienes cambios importantes. En primer lugar tendrás que hacer un mayor desglose de tus gastos y podrás deducirte los gastos en energía (importantísimo esto) si trabajas en casa. También las dietas pero con ciertos límites y con facturas.

Si empezaste tu actividad por cuenta propia en 2021, pueden deducirse un 20% de hasta 100.000 euros pero deben determinar su rendimiento neto con el método de estimación directa.

Por lo tanto, en estos casos, es mejor contar con un gestor porque se trata de un trámite más complejo que para los trabajadores por cuenta ajena.

Temas
Inicio