A pesar de lo que dicen los criptofans, invertir en Bitcoin para protegerse de las caídas del mercado no es la mejor idea

A pesar de lo que dicen los criptofans, invertir en Bitcoin para protegerse de las caídas del mercado no es la mejor idea
2 comentarios
HOY SE HABLA DE

Las criptomonedas se han convertido en una clase de activos cada vez más popular entre los inversores minoristas e institucionales. Aunque inicialmente se consideró una clase de activos marginales, su mayor adopción en todos los países, en particular en los mercados emergentes, en medio de episodios de extrema volatilidad de precios ha generado preocupaciones sobre sus posibles implicaciones para la estabilidad financiera.

En septiembre de 2021, por ejemplo, Bitcoin y Ether se ubicaron entre los 20 principales activos negociados del mundo, compitiendo con la capitalización de mercado de algunas de las empresas más grandes del mundo.

Debido a que anteriormente a la pandemia, la bolsa estadounidense había marcado una tendencia netamente alcista desde la aparición de las criptomonedas era complicado valorar cómo se comportan estos activos cuando la marea del mercado se comporta violentamente y aparece una gran volatilidad. Hoy ya existen estudios, como el último elaborado por el FMI, que dan una visión más amplia de las correlaciones existentes entre el mercado de valores y las criptomonedas.

La correlación bolsa y criptomonedas indican que no es refugio

A medida que la capitalización de mercado de los criptoactivos, en particular Bitcoin, comenzó a aumentar en 2017, su precio mostró poca correlación con los principales índices de precios de acciones, como el índice S&P 500.

Sin embargo, esto parece haber cambiado desde el segundo trimestre de 2020, ya que los precios de las acciones de Bitcoin y Estados Unidos han subido en un contexto de condiciones financieras globales fáciles y un mayor apetito por el riesgo de los inversores.

Seguidamente se muestra la evolución del índice de precios de acciones S&P500 y los precios de Bitcoin para señalizar la correlación entre ambos. Si bien existía una correlación relativamente débil entre la bolsa y Bitcoin en 2017, aún más débil se había vuelto a mediados de 2020.

Equity

Sin embargo, desde junio de 2020, la correlación se ha disparado, y el precio de los criptoactivos subió un 16% en el tercer trimestre de 2020, una vez más diferenciándose del S&P500, que subió un 7% en el mismo período. Durante el último trimestre de 2020, la correlación continuó aumentando y Bitcoin subió un 38% y S&P500 subió un 11%. Con una correlación actual del 0,36, Bitcoin y SPX muestran una correlación significativa en el sentido positivo, lo que sugiere que Bitcoin puede estar comenzando a actuar como un activo de riesgo más.

Una correlación positiva significa que cuando la bolsa caiga el mercado cripto lo seguirá y viceversa, lo que nos da a entender que no funciona como activo refugio. El aumento en las correlaciones entre los criptoactivos y los rendimientos de las acciones desde 2020 ha sido mucho más pronunciado que para otras clases de activos clave, como el ETF del Tesoro de estadounidense a 10 años, el oro y monedas seleccionadas (euro, renminbi y dólar estadounidense).

Corre

La correlación con los bonos corporativos también ha aumentado significativamente y, como tiende a ser el caso de las clases de activos de riesgo, como las acciones, es positivo con los bonos de alto rendimiento y negativo con los bonos de grado de inversión para Bitcoin y Ether.

Los movimientos de los precios de las criptomonedas también parecen haberse correlacionado más con la desalineación de los precios de las acciones de Estados Unidos en comparación con los años previos a la pandemia, lo que sugiere que tal vez un exceso de optimismo por parte de los inversores puede estar contribuyendo al alza en sus precios.

Cripto

Las criptomonedas en el punto de mira de los reguladores

Los reguladores se han dado cuenta de que deben considerar la regulación de las criptomonedas, aunque tal regulación puede ser difícil de concebir. Para la mayoría de los reguladores, las criptomonedas se consideran una clase de activo especulativo y no se consideran como monedas. A diferencia de las monedas fiduciarias, que se respaldan por el gobierno, las criptomonedas se respaldan por la tecnología blockchain, que establece el registro de las transacciones y protege la integridad de la red.

Los reguladores de los mercados emergentes se han involucrado de diversas maneras en el mercado de las criptomonedas. Algunos países han prohibido la minería y el comercio de criptomonedas, mientras que otros han establecido regulaciones para su uso. Algunos países, como China y Corea del Sur, han prohibido el comercio de criptomonedas, mientras que otros, como Singapur y Japón, han establecido regulaciones para su uso en los mercados financieros.

Desde el punto de vista de su impacto en la estabilidad financiera, los reguladores de los mercados emergentes se han mostrado optimistas sobre el impacto de las criptomonedas en los mercados financieros. Sin embargo, existe el riesgo de que las criptomonedas se utilicen como vehículo para el lavado de dinero y el financiamiento del terrorismo. La tecnología blockchain que respalda las criptomonedas también puede ser empleadas para el fraude financiero.

Aún no se ha alcanzado un consenso sobre la forma en que se deben regular las criptomonedas en los mercados emergentes. Sin embargo, se espera que los reguladores de los mercados emergentes continúen considerando la regulación de las criptomonedas a medida que avanza la tecnología blockchain y se adoptan más ampliamente.

Temas
Inicio