Compartir
Publicidad

Cripto-adicción: cuando la burbuja no era el único riesgo que acechaba tras “lo cripto”

Cripto-adicción: cuando la burbuja no era el único riesgo que acechaba tras “lo cripto”
1 Comentarios
Publicidad
Publicidad

La volatilidad en los mercados es indisoluble de las pasiones humanas, e influye en esa psicología de masas que también computa en los precios de las acciones en los mercados. Con ella llegó la sensación de riesgo, la emoción, las situaciones límite, el seguimiento compulsivo y… también trajo que algunos inversores caigan en una ludopatía bursátil donde las apuestas llevan nombre de compañías cotizadas.

Realmente ningún activo es ajeno a este tipo de dinámicas, en las que hay personas más y menos propensas. Pero tras la fiebre de los cripto-activos que parece estar ya remitiendo (por el momento), afloran ahora nuevas formas de esta particular adicción en las clínicas especializadas. Sí, las características particulares del trading con cripto-monedas se prestan de manera especial a acabar apostando lo que no se debe a un token cuan caballo en el hipódromo.

La línea roja que divide la inversión de las apuestas es muchas veces indistinguible

Cripto Adiccion Cuando La Burbuja No Era El Unico Riesgo Que Acechaba Tras Lo Cripto 2

El capitalismo popular brindó a los pequeños accionistas las posibilidades reservadas hasta entonces sólo a los grandes capitales, no sin la debida dosis de “dirigismo” de un dinero en masa que puede hacer ricos y puede desencadenar crisis. Los mercados llegaron (teóricamente) para aportar liquidez y transparencia a unas cotizaciones de empresas que además podían financiarse con mecanismos como las OPVs o emitiendo nuevos títulos.

Pero hay mucho más trasfondo del que parece en este tema y su relación con la inversión y los mercados. Al fin y al cabo, dicho crudamente, ¿No es cualquier inversión en última instancia nada más que una simple apuesta? Por mucho que lo pongamos de largo, por mucho que lo adornemos, por mucho que intentemos disfrazarlo, incluso para los inversores más pragmáticos y sistemáticos, adivinar el futuro es imposible, y arriesgando su dinero a una posibilidad futura, la respuesta no es otra más que los inversores apuestan.

Si hay riesgo a futuro, se trata de una apuesta; y siempre hay riesgo, puesto que una máxima inquebrantable del mercado es que sin riesgo no hay beneficio. Pueden apostar a corto, a medio o a largo plazo, pueden apostar racional o compulsivamente, pueden usar indicadores o basarse en corazonadas... lo que sea, pero la unión de azar y dinero, cuando es enfermiza, tiene un nombre definido fidedignamente por la Real Academia de la Lengua: “Adicción patológica a los juegos electrónicos o de azar".

Los cripto-activos no iban a ser una excepción, sino más bien los activos que refuerzan la regla

Cripto Adiccion Cuando La Burbuja No Era El Unico Riesgo Que Acechaba Tras Lo Cripto 3

Tras la definición anterior, se sea profesional o mero aficionado, debemos decir que en realidad no hay activo que escape a la fiebre de la adrenalina segregada ante las cotizaciones que fluctúan, pudiéndonos hacer pasar en cuestión de días o incluso horas de la riqueza a la ruina. Y los cripto-activos no son sólo uno más de los activos susceptibles de ser jugados como en un casino, sino que presentan varias características que los hacen especialmente propensos a que se desarrollen ciertas patologías.

Hay diversos factores que influyen en un potencial ludópata para que acabe desarrollando una patología. A menudo la afección surge de la confluencia de dichos factores exógenos con puntos débiles de su psicología interna y particular. Pero no es menos cierto que hay una serie de factores comunes a todas las ludopatías y a todos los ludópatas que permiten sacar a relucir activos potencialmente más peligrosos que otros.

Es la sensación de riesgo lo que muchas veces acaba enganchando a estos pacientes. Un riesgo que muchas veces es límite, y que hace que sus glándulas segreguen adrenalina y otras hormonas. Como bien sabrán, las hormonas muchas veces actúan como droga natural para fidelizar en nosotros (o ahuyentar) ciertos comportamientos. Y en los ludópatas esa fidelización pasa por seguir y seguir jugándose los ahorros (y las deudas) a cualquier cosa que parezca un caballo ganador. Al final, con un riesgo desproporcionado y sin control, llega la dependencia psicológica y la casi segura ruina económica.

Los cripto-activos siempre se nos han (y los hemos) publicitado como activos de alto riesgo. Y no sólo por su poca fiabilidad como valor de inversión y por la burbuja sobre la que tantas veces les hemos advertido, sino también por su alta volatilidad en los mercados. Esa volatilidad sólo significa una cosa en las glándulas del ludópata: más hormonas en el torrente sanguíneo con cada operación, con cada vistazo a las cotizaciones, minuto tras minuto, hora tras hora.

A la volatilidad hay que añadir otras peligrosas compañeras de viaje (o inversión). Son la liquidez (también llamada Inmediatez) y la ubicuidad (también conocida como compulsividad). Estas dos amigas hacen que la tentación no viva arriba, sino que viva en el mismísimo Smartphone que todos llevamos encima 24 horas al día. Una vez desarrollada la patología, esté diagnosticada o no, es difícil escapar de ella.

Y los dos factores más importantes pasan por creer lo que uno quiere creer, no lo que es

Cripto Adiccion Cuando La Burbuja No Era El Unico Riesgo Que Acechaba Tras Lo Cripto 4

Los cripto-activos presentan una característica muy reseñable en cuanto a la adicción. A menudo el ludópata se engaña a sí mismo con filosofías o ideas peregrinas, que en el fondo sólo buscan reforzarle en su incesante búsqueda de hormonas (y ganancias). Toda la filosofía que rodea a la cripto-economía puede ser un disfraz perfecto para ser utilizado como excusa para auto-convencerse de que uno no está jugándose los ahorros de toda una vida, sino que está invirtiendo en el futuro que sólo unos pocos saben ver. Así el paciente puede fácilmente auto-exculparse y seguir sumido en la ceguera, reforzada por el hecho de que otros ya se hicieron con las cripto-monedas inmensamente ricos en el pasado.

Y un último ingrediente para esta venenosa poción, a la que no obstante muchos son inmunes, es la opacidad técnica natural inherente a la cripto-economía y el halo de apasionante y (algo) misterioso futuro que le rodea, al menos en cuanto al gran público se refiere. La realidad de “Main Street” es que la mayor parte de los inversores en cripto-activos no tiene formación suficiente para entenderlos al 100% (ni al 50%).

Con esto último la sentencia está dictada, y a los susceptibles de caer víctimas de este tipo de ludopatía les resulta mucho más fácil esconder pasiones e impulsos irracionales tras cripto-tickers que tras otros activos. No acaban de entender bien lo que hay detrás de esos nombres de tokens, pero que en su mente brillan como decisiones de futuro en la oscuridad que a su entender rodea a todo el que no ha visto la luz de las cripto-monedas.

Los (relativamente pocos) afectados de forma patológica no lo querrán ver, pero las terapias están ahí

Cripto Adiccion Cuando La Burbuja No Era El Unico Riesgo Que Acechaba Tras Lo Cripto 5

La mejor demostración de que la cripto-adicción es más una realidad que una teoría (por supuesto matizando que tan sólo en determinados casos), es que hospitales especializados en el tratamiento de las ludopatías han estrenado programas específicos para el caso de los adictos al trading con cripto-activos.

Es el caso del Castle Craig Hospital en Escocia, donde matizan que esta adicción puede quedar, o bien enmarcada dentro de una adicción general a las apuestas de cualquier tipo, o bien ser una peligrosa obsesión con entidad propia. En este centro tratan ambas facetas de la adictiva patología. Diversos especialistas han descrito ya cómo el trading con cripto-activos es una auténtica montaña rusa a nivel neurológico, lo cual conlleva peligros como el de desarrollar una peligrosa adicción (o el de arruinarse, no lo olviden).

Como habrán leído en el enlace anterior por boca de sus representantes, el nuevo tratamiento del Castle Craig Hospital tan sólo supone la respuesta del centro al importante incremento de la demanda específica de cripto-trading, que venían observando por parte de numerosos pacientes con adicción. No obstante, las mismas fuentes matizan que es relativamente poco frecuente encontrarse con patologías centradas exclusivamente en el trading con Bitcoin u otras cripto-monedas, porque el problema de fondo suele ser una ludopatía más general.

En todo caso, también afirman que los datos apuntan a que las patologías exclusivas del cripto-trading vienen mostrando una clara tendencia alcista desde hace meses. Y además remarcan que, aunque mayormente lo traten como un tipo más de ludopatía, la realidad es que se trata de una modalidad especialmente adictiva y agresiva.

Los motivos por los que entienden que esto es así están en la línea de lo que les exponíamos antes: este tipo de ludopatía está disponible para los afectados 24 horas al día, es continua, permanente. Y esta imposibilidad de desconexión es precisamente lo que más “engancha” (y gusta) a los ludópatas en general. Al final, para el paciente, no se trata ya ni siquiera de ganar o perder, sino de repetir una y otra vez y así conseguir la hormonal respuesta de la emoción que les invade tras cada operación de cripto-trading. ¿Qué inversor no ha experimentado en mayor o menor medida esta emoción en más de una ocasión? Pues ya conocen de cerca de lo que estamos hablando hoy.

Un perfil psicológico potencial que en algunos casos se vuelve patológico

Cripto Adiccion Cuando La Burbuja No Era El Unico Riesgo Que Acechaba Tras Lo Cripto 6

La realidad es que muchos de los cripto-adictos están también “enganchados” al trading con otras divisas tradicionales aparte de las cripto-divisas, pero no es menos cierto que el cripto-trading les da una dosis extra de adrenalina al ser un mercado muy volátil y con grandes fluctuaciones. Desde este hospital especializado apuntan a que estiman que hay bastantes cripto-traders que han desarrollado ya cierto grado de adicción, pero que, no sólo no han tomado conciencia de ello, sino que estar permanente y obsesivamente pendientes del cripto-mercado les parece normal.

Es más, estos traders suelen estar convencidos de que ellos son especialmente inteligentes al haber entrado en este cripto-mercado, y que además casi siempre creen que lo están haciendo muy bien. A este punto concreto del artículo anterior de Motherboard, añadiríamos desde estas líneas que, además, los cripto-adictos se caracterizan por reaccionar visceral y muy agresivamente a todo lo que ponga en entredicho su gran visión de futuro, y no atienden a razones ni a la experiencia de los más veteranos de los mercados (rebaten con aquel clásico “esta vez es diferente”).

La mejor prevención son ustedes mismos

Cripto Adiccion Cuando La Burbuja No Era El Unico Riesgo Que Acechaba Tras Lo Cripto 8

No podemos cerrar este análisis sin matizar que lo aquí escrito pretende tan sólo alertar de una patología muy común en los mercados, pero sensiblemente más peligrosa en el caso de cripto-activos. Esto no quita que, en sus teorías de futuro, estos cripto-adictos puedan tener su mucha razón en ciertos puntos. De hecho, desde estas líneas nos hemos mostrado en más de una ocasión como cripto-entusiastas declarados. El problema no es ése. Lo más grave y difícil de esta adicción es darse cuenta de cuándo la cripto-economía es una teoría, o una forma de disfrazar una ludopatía.

Desde aquí no podemos ayudarles más a distinguir entre lo uno y lo otro. Y en los estadios iniciales de esta adicción, sólo ustedes y su capacidad de ver la realidad y hacer auto-critica pueden ayudarles antes de que sea demasiado tarde y sus ahorros se hayan ya volatilizado.

Incluso aun en el supuesto de que la operativa con cripto-divisas le arroje un balance positivo en su cuenta corriente, si usted es de los que pasa 14 horas al día pegado a las cripto-cotizaciones en la pantalla de su Smartphone sin que sea su actividad profesional, debe usted plantearse seriamente si ha rebasado ya la difusa línea roja que separa la operativa normal de la adictivamente compulsiva. Ir al especialista sólo cuando uno ve que se está arruinando es acudir en busca de ayuda cuando ya es demasiado tarde.

Cripto Adiccion Cuando La Burbuja No Era El Unico Riesgo Que Acechaba Tras Lo Cripto 7

Sean cautelosos e intenten poner siempre barreras de contención ante el farragoso terreno que ya entra en la adicción. En este tipo de pantanosas ciénagas es mucho más fácil evitar entrar, que luego salir. Como en muchas afecciones psicológicas, es realmente complejo darse cuenta (e incluso definir un diagnóstico para los especialistas) de cuando algo es normal y cuando ya no lo es.

La mejor terapia es la que no es necesario que se llegue a aplicar, por lo que lo mejor es mantenerse siempre alerta, controlar la exposición al estímulo, vigilar la ansiedad, estar atento a las respuestas de su cuerpo, y, sobre todo… de su mente. Y piensen si dedicar tanto tiempo a ganar (y en muchos casos perder) dinero merece la pena frente a estar con sus hijos, hablar con su pareja, o salir con los amigos… Especialmente cuando, en su justa medida, usted dispone de vida para dedicarse a todo ello (y también para un poco de trading sin excesos). Disfruten en los mercados (sí, también en los cripto-mercados), pero no vivan para ello: la vida es otra cosa.

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos