Compartir
Publicidad

¿Y si el SMI fuera un 60% del salario medio? Es lo que piden los sindicatos

¿Y si el SMI fuera un 60% del salario medio? Es lo que piden los sindicatos
12 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Recientemente, los sindicatos UGT y CCOO han pedido que España fije su Salario Mínimo Interprofesional (SMI) mediante una relación del 60% del salario medio de los españoles, con la finalidad de, según ellos, corregir una anomalía histórica.

¿Qué supondría el 60% del salario medio? En el año 2016, el salario medio de España se encontraba en 1.871,1 euros brutos, por lo que un 60% supondría elevar el SMI hasta que alcanzara 1.122,66 euros brutos -a esta cifra hay que descontar las aportaciones del trabajador a la seguridad social y la retención de IRPF-.

¿Por qué reclaman que el salario mínimo debe ser el 60% del salario medio?

En el contexto de un mercado interior europeo común y de una economía europea que cada vez más busca la mayor integración posible, la burocracia europea ha creído que debe adoptarse una política europea de salario mínimo.

La justificación que se le ha dado a esta política ha sido frenar la extensión de los salarios en el nivel de pobreza y evitar la amenaza del dumping salarial transfronterizo, un fenómeno que repercute a los sectores de los salarios bajos es particularmente vulnerable.

Con el fin de aplicar el derecho a una "remuneración digna" consagrado en la Carta Social de la UE, a principios de los años noventa, la Comisión Europea reconoció la necesidad de una política salarial mínima europea. En la declaración de 1993, la Comisión se instó a los Estados miembros de la UE a que adoptaran las medidas adecuadas para garantizar una remuneración digna por el trabajo.

UE

El Parlamento Europeo pidió que se introdujera una remuneración de referencia justa a nivel nacional que sirviera de base para la negociación colectiva y pidió que se establecieran mecanismos para establecer salarios mínimos legales en relación con el salario medio nacional.

En relación a la "remuneración justa", la sugerencia que recibió más apoyo es la de instituir una norma europea sobre el salario mínimo que exigiría que los salarios mínimos se fijaran en el equivalente al 60% de los salarios medios nacionales. Este porcentaje se estableció por el Consejo Europeo para supervisar el cumplimiento de la Carta Social Europea.

En salario mínimo en Europa

Dentro de la Unión Europea, la mayoría de países que la integran aplican un salario mínimo obligatorio general para sus trabajadores. En la algunos de los casos, Estados miembros de la UE como Austria, Dinamarca, Finlandia, Italia o Suecia han decidido no establecer disposición legales sobre su fijación.

El los países sin salario mínimo por ley se establece de facto en los convenios colectivos a nivel sectorial en el que la mayoría de ellos se vinculan a la evolución de la productividad de ese sector.

Como ejemplo, en Finlandia, una comisión pública en virtud del Ministerio de Asuntos Sociales y Salud decide formalmente si los convenios colectivos adoptados son generalmente vinculantes.

Otro ejemplo es el caso de Italia, donde estos acuerdos sólo se aplican a empresas y trabajadores que son miembros de los interlocutores sociales negociadores, la jurisprudencia adopta las medidas de salarios mínimos acordados colectivamente como referencia para otros empleados.

Las subida del SMI de un 8% durante el 2017

En España, el Gobierno aprobó por Real Decreto una subida del SMI del 8% para este año, pasando de los 655,20 euros hasta los 707,60 euros. Una subida significativa si tenemos en cuenta que entre 2011 y 2016 aumentó alrededor de los 14 euros como consecuencia de la congelación salarial.

Hay que tener en cuenta que el SMI de España se fija en dos niveles, ya sea en 707,60 euros al mes o en 825,65 euros al mes; ambas cifras equivalen al mismo salario mínimo anual español. La cifra menor se debe a que se tiene en cuenta 14 pagas mensuales al año -se incluye la doble de junio y diciembre-.

Spain Minimum Wages

El Gobierno no establece un salario mínimo oficial en España por hora, aunque la ley española fija la semana laboral estándar en 40 horas. Por lo que se puede concluir que el salario mínimo por hora sería de 4,75 euros.

En la actualidad, las negociaciones entre los sindicatos y las patronales se encuentran estancadas y desde el Ministerio de Empleo y Seguridad Social se persigue seducir a las partes de la negociación, vinculando la negociación colectiva al incremento del SMI para 2018.

Los efectos reales de las subidas del salario mínimo

Establecer un salario mínimo por ley o subirlo no tiene mucho sentido ya que el salario está vinculado a la contribución del trabajador en el proceso productivo de una empresa. Por lo tanto establecer un salario mínimo es lo mismo que establecer unos niveles de productividad mínima para el trabajador.

Se tiende a vender el salario mínimo como una medida para proteger a los colectivos desfavorables con la premisa de que incrementando el salario mínimo se ofrecerá una mejor situación de bienestar. No obstante, dada la vinculación a los niveles de productividad, lo que se obtiene finalmente es una discriminación sobre a aquellos trabajadores cuya productividad marginal se encuentre por debajo del salario mínimo.

Esa discriminación puede tener dos consecuencias para aquellos trabajadores que no alcancen el "corte de productividad establecido". Por un lado, surgiría un mercado negro, en el que el trabajador puede recibir una remuneración acuerdo a su aportación, con el riesgo penal para las partes la vinculación laboral por esta vía. Por otra parte, el trabajador sería condenado al desempleo ya que no tiene sentido contratar a alguien cuya aportación marginal es inferior a la remunerada.

smi

Son aquellos trabajadores menos productivos los que quedan desplazados del "mercado laboral legal" -a los trabajadores altamente productivos no les afecta el SMI-, por lo que el salario mínimo impacta negativamente sobre los trabajadores de baja cualificación o colectivos específicos como pudieran ser los inmigrantes.

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio