La computación cuántica podría acabar con las criptomonedas en teoría, en la práctica es más complicado

La computación cuántica podría acabar con las criptomonedas en teoría, en la práctica es más complicado
Sin comentarios

En los últimos años nos encontramos de vez en cuando noticias sobre el desarrollo de ordenadores cuánticos. Estos ordenadores son diferentes, ya que tendrían una mayor capacidad de cálculo. Esa capacidad de cálculo que sería casi infinita comparada con los ordenadores actuales, supondría una ventaja fabulosa para cualquier empresa o país que lo desarrolle, así como una amenaza increíble para los sistemas basados en criptografía, entre ellas las criptomonedas.

¿Podrían las criptodivisas verse afectadas? La respuesta es que sí, pero en teoría. Poder hacer un ataque a la red de Bitcoin u otras criptodivisas es algo bastante más complejo. Pero empecemos viendo un poco más sobre qué es un ordenador cuántico y cómo funcionan las criptodivisas para entender la magnitud del problema.

Computación cuántica

Software 3682509 1280

Los ordenadores normales funcionan mediante bits, estos pueden ser un uno o un cero. De aquí el uso del binario. Los ordenadores cuánticos en cambio funcionan con Qbits, estos podríamos imaginarlos como una esfera tridimensional que podríamos representar como una matriz. Eso significa que se pueden hacer múltiples cálculos a la vez, algo imposible con la computación tradicional.

Los ordenadores cuánticos más avanzados tienen unos 127 Qbits, se entiende que para que se alcanzara su potencial tendrían que conseguir ordenadores de un millón de Qbits. Las implicaciones que puede tener la computación cuántica aplican a telecomunicaciones, farmacia, finanzas, etc. Bancos como Barclays, BBVA y Caixabank ya están trabajando en esta posibilidad.

Blockchain

Blockchain es la tecnología en la que está basado el Bitcoin y otras criptomonedas. Se trata de una red de computación distribuida, es decir, que la carga de trabajo no cae sobre un único nodo o servidor, sino sobre múltiples. La primera aplicación fue el registro de activos, en concreto Bitcoin. Esto permite que los registros sean inmutables.

Las transacciones se van registrado en un bloque de datos, estos están unidos entre sí, al bloque anterior y al bloque posterior. Esta unión es irreversible, por eso los registros son inmutables. Esto permite trazabilidad y consultar todo el historial histórico.

El modo en el que se protegen estos datos es mediante criptografía, la técnica que mediante computación y matemáticas permite la ocultación o cifrado de datos. El modo de descifrar criptografía es mediante computación. Por eso es mucho más segura una contraseña que utiliza caracteres especiales que una que utiliza sólo números, prique aumenta la complejidad y número de soluciones posibles a un problema.

El fin de Bitcoin y las criptomonedas sería el menor de los problemas

Bitcoin 1813505 1280

Vemos aquí entonces que la debilidad de las criptomonedas puede estar en la computación cuántica. En teoría si un ordenador fuera lo suficientemente potente, podría descifrar o manipular las redes blockchain. Esta no es una opinión mía, sino que la han estado explorando personas con unos conocimientos más avanzados en criptografía y computación cuántica que los míos.

Esa es la opinión expresada por Jintao Ding de la universidad Tsinhua (en Pekín). El profesor Divesh Aggarwal de la Universidad Nacional de Singapur publicó en 2018 junto a otros autores un artículo académico a este respecto: " Quantum attacks on Bitcoin, and how to protect against them” (Ataques cuánticos en Bitcoin y como protegerlo).

¿Está Bitcoin entonces al filo de que un colapso? ¿Podría un gobierno al que Bitcoin le moleste destruirlo mediante computación cuántica? Bueno, no es tan fácil. Lo primero de todo es que el US National institute of Standards and Technology ya está trabajando en propuestas para una criptografía post computación cuántica, como cuenta Roger Huang en Forbes donde destaca que los algoritmos cuánticos se podrían ir introduciendo en la criptografía a medida que avanzara. Adicionalmente añade que el desarrollo de la computación cuántico es algo lento. El profesor Mark Webber de la universidad de Sussex afirma también que es poco probable que en una década tengamos ordenadores con un millón de Qbits, capaces de atacar la red.

También ha sido considerado este tema por los consultores Itan Barmes y Ibram Bosch de Deloitte Países Bajos. Afirman que actualmente el 25% de los Bitcoin en circulación podrían ser vulnerables a un ataque cuántico y comentan que la protección de las criptodivisas dependería bastante del desarrollo de algoritmos cuánticos. Por otro lado un tema muy interesante es lo que plantea Zhiyuan Sum en un artículo publicado en la web del Nasdaq, que aunque la seguridad del bitcoin es mayor, esta puede no ser tan segura para criptodivisas menos conocidas y basadas en “Smart contracts” de la red Ethereum.

No obstante, el problema de la criptografía rota mediante ordenadores cuánticos es mucho mayor que las criptodivisas. Tengamos en cuenta que la seguridad de las transacciones está basada en criptografía. Gracias a la criptografía podemos hacer pagos con tarjeta u operaciones de banca online completamente seguras. Perder la criptografía y seguridad en las comunicaciones nos haría ir décadas atrás a como funcionamos hoy en día.

Pregunta a los lectores ¿acabará la computación cuántica con Bitcoin o lu otras criptomonedas?

Temas
Inicio