Compradores en China empiezan a impagar sus hipotecas, lo que podría derrumbar la economía mundial

Compradores en China empiezan a impagar sus hipotecas, lo que podría derrumbar la economía mundial
6 comentarios

En China muchos compradores de vivienda comienzan a dejar de pagar la hipoteca. Se tiene constancia de que es algo que sucede en 300 desarrollos en 90 ciudades en 24 de las 31 provincias chinas. No debería de ser mucho, pero una semana antes el problema estaba limitado a unas pocas decenas de promociones inmobiliarias.

El boom de la vivienda en China empezó en 1998, y ha seguido, hasta ahora. No obstante, los últimos acontecimientos, incluida la posible quiebra del gigante inmobiliario Evergrande, hacen temer que un colapso del sistema inmobiliario chino que arrastre al resto de la economía mundial.

El extraño mercado residencial chino

El sistema de vivienda en China es muy diferente, aproximadamente el 96% de los chinos reside en una vivienda de su propiedad (aunque tengamos en cuenta que su propiedad es temporal habitualmente), sólo el 18% de los chinos contratan hipotecas, ya que la mayoría suelen tirar de préstamos a familiares y conocidos (también porque generaciones mayores obtuvieron su vivienda a un precio muy barato hace muchos años). También se puede ver como los bancos son bastante estrictos para dar hipotecas, pero existen muchas alternativas al mismo.

Además en las grandes ciudades entre el 15 y el 25% de las viviendas se estiman vacías, dado que los chinos tienden a invertir en vivienda. El 70% de la riqueza de las clases urbanas está almacenada en ladrillo. También sucede que se estima que el sector de bienes raíces, podría ser hasta el 30% del PIB chino. Se han llegado a construir 13 millones de viviendas en un año.

¿Por qué se compra vivienda en China? Si hay un país donde se considera que alquilar el dinero este es China. Existen motivos culturales, entre ellos que los jóvenes suelen necesitar una para poder ser aprobados por sus futuros suegros como yernos. También que los mercados bursátiles chinos no son todo los fiables que deberían de ser y por otro la alta rentabilidad de la vivienda en China, especialmente en grandes ciudades de Tier 1 como Shanghai o Cantón (Guangzhou).

El 85% de las viviendas se venden antes de estar construidas, este valor era del 50% en 2005, y puede que tarden meses o incluso años en acabarse. ¿Por qué se compran antes de construirse? Entre otros motivos porque la entrada es más pequeña. Para evitar que los promotores hagan mal uso del dinero, este se deposita parcialmente (entre un 50 y un 70%) en cuentas supervisadas por los gobiernos locales ¿lógico? No del todo, especialmente si el gobierno local usa estos fondos para financiar sus programas de infraestructuras u otros gastos. Esto es un problema, ya que los proyectos deberían de estar bien enfocados en su propia Esto en Hong-Kong no sucede. Algo que según Bloomberg, China continental debería aprender de Hong Kong.

La huelga de hipotecados

Shenzhen 4676320 1280

¿Y por qué se ponen en huelga los hipotecados? Porque no ven avanzar las obras de sus viviendas. Están intentando presionar de este modo, si mi piso no llega, dejo de pagarlo. De momento son solo unos pocos desarrollos en un país enorme, se estima que afecta aproximadamente a menos del 1% de las hipotecas. Se estima que afecta a 18 bancos y unos 414 millones de euros. Nada que un sistema financiero decente no sea capaz de asumir.

Es cierto que nos estamos acercando a un punto que podría ser peligroso si esta práctica se extiende, según Reuters entre el 5 y el 20% de las promociones inmobiliarias van con retraso. No solo hablamos de Evergrande, que ha dejado de ser el mayor promotor inmobiliario chino, sino de otros como Kaisa Group Holdings y Sunac China Holdings están teniendo problemas de solvencia similares. Al extenderse, afectando al sector de la construcción en China e impactando entre 150.000 y 350.000 millones de dólares de “Defaults”. Eso podría provocar una crisis que acabara con buena parte de la economía china.

Es decir, en China ahora mismo en las altas esferas están muy preocupados para poder evitar un momento Lehman Brothers que arrastre la economía. El regulador, la China Banking and Insurance Commission, ha pedido a los bancos que rescaten a los promotores. Lo malo es que esto puede acabar empujando al abismo a los bancos si no tienen músculo suficiente. También se está planteando una mayor vigilancia y limitación del dinero de los compradores depositado en las cuentas de fideicomiso reguladas por las autoridades locales, para evitar este tipo de problemas.

No obstante, una crisis inmobiliaria y bancaria en China, podría arrastrar a la economía mundial. Las ventas de vivienda han caído un 30% según Standard & Poors, el peor valor desde 2008 (otras estimaciones hablan de un 47%). Se cree que pueden disminuir los precios de los bienes raóices entre un 6 y un 7% este año. No es de extrañar que ante estos tiempos de incertidumbre económica y alto desempleo, los centennials chinos estén renunciando a emprender, a trabajar en una tecnológica nueve-nueve-seis (de nueve de la mañana a nueve de la niche seis días a la semana) y que aspiren a ser funcionarios, aunque esto puede acabar reduciendo las expectativas económicas del país en los próximos años.

Mientras tanto, esperemos que la situación actual de incertidumbre por la invasión de Rusia de parte de Ucrania, la escasez por la reactivación económica tras las cuarentenas por el Covid, el alza de los precios de la energía y la inflación desatada, no se añada una crisis inmobiliaria y bancaria en China.

Pregunta a los lectores ¿creen que nos afectaría mucho esta crisis o nos resultaría demasiado lejos para nuestra economía?

Temas
Inicio