Compartir
Publicidad

Esto es lo que tenemos que hacer (según la OCDE) para tener un crecimiento económico sostenible e inclusivo

Esto es lo que tenemos que hacer (según la OCDE) para tener un crecimiento económico sostenible e inclusivo
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

La OCDE en su informe 'Going for Growth 2019' ofrece unas recomendaciones para llegar a un crecimiento sostenible a nivel económico, inclusivo y respetando el medio ambiente.

El informe aconseja realizar una mejora de los mercados y potenciar las políticas educativas así como establecer un sistema fiscal y un mercado laboral más inclusivo que favorezcan la movilidad social de los ciudadanos.

Nos podemos preguntar: ¿Qué recomendaciones está dando la OCDE a España en tema laboral e impositivo para tener un crecimiento económico sostenible, inclusivo y respetuoso?

OCDE propone reducir la desigualdad económica mejorando las oportunidades laborales

La existente desigualdad económica es un aspecto mejorable dentro de la sostenibilidad de las economías, pero la OCDE recomienda que se dirijan de forma específica al igualar las oportunidades de sus ciudadanos y establecer un crecimiento económico de manera sostenible.

La OCDE ha reconocido en el informe, que países como España, la mejor manera de reducir la desigualdad económica es mejorar las oportunidades laborales de sus ciudadanos. Es decir, disminuir el desempleo y aumentar la productividad en el trabajo, es la manera más viable para conseguir aumentar la salarios.

Para mejorar el capital humano la OCDE propone en el informe un aumento de la calidad y la especialización de la enseñanza superior así como potenciar la formación profesional dual, involucrando más a las empresas en el proceso de formación y en el diseño de los estudios. Respecto al ámbito laboral se sugiere acercar los costes de despido de contratos permanentes y los temporales.

La OCDE propone potenciar el IVA sobre otros impuestos

Otro aspecto que tiene en cuenta el informe de la OCDE es el problema del diseño de un sistema fiscal, recomendando reformas favoreciendo el procrecimiento.

La OCDE recomienda cambiar el mix de impuestos, desplazando la carga fiscal desde impuestos que recaen sobre la rentas y beneficios hacia otros impuestos menos distorsionados, como los que gravan al consumo, la propiedad de bienes o emisiones contaminantes. Es decir, la OCDE propone menos IRPF, menos impuestos de sociedades y más IVA e impuestos especiales.

En España no se parece captar el mensaje, ya que el problema es la amplia y subjetiva percepción social que existe sobre la equidad vertical del IVA, estando muy implantada la idea que los impuestos sobre el consumo son regresivos. Es decir, las familias con menor capacidad económica soportan mayor carga de IVA.

Pero en España, el IVA es progresivo, debido que las rentas más bajas consumen una mayor proporción de bienes de tipos reducidos que las familias con más recursos, que gastan más en bienes y servicios que tienen tipos impositivos más altos en [IVA]8https://www.elblogsalmon.com/economia/bruselas-prepara-una-reforma-del-iva-toda-la-informacion).

El informe de la OCDE propone a España quitar los tipos reducidos de los bienes o servicios consumidos más intensamente por las rentas más altas, lo que exigiría, eliminar la bajada de tipo de IVA a la cultura, cine y otros espectáculos. También se propone a España un aumento de los impuestos especiales sobre carburantes de emisión contaminantes y otros contaminantes.

En España, el IRPF no se está aplicando de forma correcta según la OCDE

Por otra parte, la OCDE da un toque de atención sobre los efectos desincentivadores que tiene sobre la oferta y la demanda, por parte de los altos tipos impositivos del IRPF.

En España, las cotizaciones a la Seguridad Social son bastante elevadas y se propone reducir las cotizaciones del empresario, al menos para los trabajadores peor pagados, como manera de incentivar la contratación de jóvenes y trabajadores de poca cualificación.

Dentro del IRPF, se establece la necesidad de aumentar la definición de la base imponible, eliminando deducciones y exenciones. Sin embargo, no se tiene en cuenta uno de los problemas más importantes que sufre el IRPF en España, que es el deterioro de la aplicación del impuesto.

En España, el IRPF es un impuesto que se paga de forma directa desde la nómina, pero a la hora de realizar la declaración de la renta de forma anual a la gran mayoría se le devuelve parte del impuesto que había adelantado con su nómina.

Es decir, alrededor de 8 millones de contribuyentes no están pagando ni por nómina ni por la declaración de la renta. Además, de los 3 millones de contribuyentes que son eximidos de la obligación de la presentación de la renta, en el cual caso, se les aplica una mínima retención.

Es decir, existe una falta de generalidad en la aplicación del IRPF en España que está dañando a la capacidad recaudatoria como la distribución de la carga fiscal, convirtiéndolo en un impuesto que soporta la clase media.

En El Blog Salmón | ¿Pagamos muchos impuestos en España?

Imagen | Flickr

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio