Compartir
Publicidad

Irene Montero: no puedes desmontar nada si comparas churras con merinas

Irene Montero: no puedes desmontar nada si comparas churras con merinas
Guardar
46 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Irene Montero, nueva portavoz del grupo parlamentario de Podemos ha realizado una comparación en Twitter bastante curiosa con el objetivo de desmontar la contribución al empleo de las empresas del IBEX35. El tweet en cuestión:

Cualquiera con unos mínimos de conocimientos básicos de economía, puede darse cuenta rápidamente dónde están los errores que Montero está trasladando a Twitter desde el libro que adjunta en la captura. El libro en cuestión es IBEX 35, de Rubén Juste, doctor en sociología según se identifica en su perfil de Twitter. ¿dónde están estos errores?

Stock de capital vs flujos de capital, primer error importante

Como bien se ha explicado en estas mismas páginas, el PIB mide la actividad económica del país, mientras que la capitalización del IBEX 35 da el valor patrimonial de dichas empresas. Es la típica comparación de renta con patrimonio que no se sustenta por ninguna parte porque simplemente no son valores comparables. El valor patrimonial no implica absolutamente nada respecto la producción total anual de un país.

Para realizar la comparación correcta, ambas magnitudes deben medir flujos de capital o stock de capital, pero no coger un parámetro de cada tipo. Por ejemplo, lo correcto sería comparar el beneficio anual de las empresas del IBEX35 vs PIB anual por ejemplo, o bien, si existiera un valor más o menos fiable del total de stock de capital de España SA (considerando este valor como la suma total patrimonial de todas las entidades españolas, incluido el sector público) comparado con el valor de capitalización de estas empresas en el IBEX35.

El segundo apunte más importante que hay que tener en cuenta siempre que hablemos de empresas del IBEX35, es que estas empresas no operan única y exclusivamente en España. Estas empresas son compañías que prestan servicios en bastantes países más allá de España, cuyos flujos de caja tienen origen en diferentes territorios y cuyo valor bursátil no representa en exclusiva el valor que obtienen en nuestro país.

Por ejemplo, cogiendo el Banco Santander, como una de las compañías con mayor capitalización del IBEX35, ha cerrado el ejercicio 2016 con un beneficio de 6.204 millones de euros y da servicios a más de 1.000 millones de clientes, pero la contribución del mercado español dentro de los resultados del Santander es sólo del 12%. Brasil y Reino Unido, aportan un 21% y 20% respectivamente del peso específico total de la cuenta de resultados.

Los informes de empleo, otro dato para analizar despacio

Siguiendo con la comparativa del Banco Santander, esta entidad tenía a cierre de 2016, 57.259 empleados, pero cuidado aquí puesto que sólo 23.017 de estas personas trabajan en España. Obviamente, una empresa que operan en bastantes países, da trabajo en todos esos países en los que opera y aunque España tiene un peso superior a lo que aporta de manera porcentual, no aglutina el total de la plantilla de empleados del país.

Esta es la tónica de todas las empresas del IBEX35 e incluso de aquellas empresas que no son cotizadas pero tienen un tamaño importante y tienen intereses más allá de nuestras fronteras.

Para realizar la comparación correcta de la contribución de las empresas del IBEX, lo que hay que hacer es sacar los beneficios que generan en España, el peso específico que tiene ese beneficio sobre el total y determinar el número de empleados que tienen en nuestro país solamente.

No obstante, hay otro dato más cercano que se puede usar y que sirve también para desmontar el gran impacto de la pyme a la hora de generar empleo y que refuerza la tesis de que son las grandes empresas las que más aportan en empleo. Este dato lo tenemos en la información tributaria en su informe mensual de empleo, ventas y salarios de las Grandes Empresas.

Las empresas con importe neto de negocios superior a los 6 millones de euros, pagaban retribuciones del trabajo a 4.986.312 empleados en diciembre 2016, correspondiendo estos datos a 26.210 empresas, que son menos del 1% del total de empresas (considerando como tal a los obligados a declarar IVA en España) y que tienen un aporte total del 60% a la facturación global de todas las empresas (prácticamente un billón de euros durante 2016) computando sólo las operaciones realizadas desde España.

Hubiera quedado un tweet mucho más correcto si Montero hubiera puesto que 26.510 empresas representan el 30% del total de los ocupados del país, pero claro, ese dato no sirve para "criminalizar" o "desmontar el mito" de quiénes son los que de verdad crean empleo, junto con el propio sector público claro. Coger datos erróneos de un libro o comparaciones que no aportan nada a nivel económico no sirven para extraer conclusiones de ningún tipo.

En El Blog Salmón |El populismo con la riqueza y el gran negocio del IBEX, por Teresa Rodríguez

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio