Publicidad

Así va a afectar a la Seguridad Social y las pensiones la crisis del Coronavirus

Así va a afectar a la Seguridad Social y las pensiones la crisis del Coronavirus
6 comentarios

Claramente que la pandemia de coronavirus está afectando gravemente a los ingresos de la Seguridad Social a través de las diferentes medidas que se han tomado durante estas últimas semanas.

La bonificación de los ERTEs y de la cuota de los autónomos por cese de actividad van a ser parte de los causantes de la reducción de los ingresos de la Seguridad Social que se encarga de pagar las pensiones a nuestros jubilados.

Las medidas económicas castigan más a la Seguridad Social

Las medidas económicas de choque tomadas por el Gobierno de coalición, durante estas últimas semanas, para combatir los efectos económicos del coronavirus se prevé que va a tener un reducción de ingresos para la Seguridad Social, que en estos momentos debe asumir un déficit anual de 18 mil millones de euros.

Por tanto, la alerta sanitaria por el coronavirus también deja su efecto en la Seguridad Social española, y este organismo es el centro de casi todas las medidas tomadas para paliar los efectos del coronavirus.

Los puntos del Real Decreto que van a mermar los ingresos de la Seguridad Social serían el cese de actividad de los autónomos, la exención de la cuota de la Seguridad Social de los trabajados que les han aplicado un ERTE, además de los efectos que puede tener la pérdida de puestos de trabajo y, por tanto, perdida de cotizantes.

Todas estas medidas se han tomado para evitar la pérdida a gran escala de puestos de trabajo en los diferentes sectores afectados por el cierre provocado por el coronavirus.

Además, el Gobierno de coalición ha destinado 600 millones de euros a la financiación de prestaciones básicas de los servicios sociales de las comunidades autónomas, con especial atención a la asistencia domiciliaria de personas mayores.

Las medidas a los autónomos hacen bajar los cotizantes a la Seguridad Social

Otro golpe para la Seguridad Social ha sido la flexibilización para que los autónomos accedan al cese de actividad para que puedan cobrar lo antes posible la prestación en cada de tener problemas económicos.

Esta medida supone más coste extra para el Servicio Público de Empleo Estatal (SEPE), ya que aumentará los pagos de prestaciones para los autónomos que solicitan su prestación por desempleo, pero a la vez, la Seguridad Social va a dejar de ingresar las cuotas de cotización.

No todos los trabajadores afectados por los efectos negativos del coronavirus se van acoger a las medidas que ha propuesto el Gobierno de coalición. Se prevé una reducción de empleo de forma considerable, y por tanto, pérdida de cuotas de cotización a la Seguridad Social y un aumento del gasto de prestaciones de desempleo.

Los planes de pensiones también son castigados por el efecto coronavirus

Las pensiones públicas no han sido las únicas que ven afectadas por el coronavirus, ya que los planes de pensiones han perdido miles de millones durante los últimos meses por las caídas de las principales bolsas.

El patrimonio de los planes de pensiones se redujo durante el mes de febrero 2 mil millones de euros, llegando a tener rentabilidades negativas, pese a las captaciones netas de 175 millones de euros, por tanto, se ha disminuido en un 2,6 por ciento.

Es decir, ninguna gestora ha registrado datos positivos de rentabilidad media en sus planes de pensiones durante estos meses. Los planes de pensiones de las entidades bancarias que tuvieron una menor caída han sido Bankia y BBVA.

Se tiene que comentar que los planes de ahorro tienen un objetivo a largo plazo y la reducción puede ser meramente significativa, ya que su rentabilidad fluctúa constantemente.

Por otra parte, el Gobierno Vasco ha tomado la decisión de flexibilizar la normativa por la que se rigen las Entidades de Previsión Social Vascas (EPSVs) para que los afectados por un ERE o un ERTE debido a los efectos del coronavirus y que cuenten con un fondo de este tipo puedan rescatar una parte de sus ahorros en forma de renta para complementar la prestación de desempleo.

Para pagar las pensiones el Gobierno tiene que buscar más ingresos

A todo esto, se añade que los pagos de pensiones que realiza la Seguridad Social para el 2020 se han aumentado según el Índice de Precios al Consumo (IPC), aunque todavía no se tienen Presupuestos Generales aprobados, se tiene que dedicar una gran parte del dinero a hacer frente al pago.

Debemos recordar que hace 2 años se le tuvo que hacer un préstamos de 13 mil millones de euros por parte de la Administración Central a la Seguridad Social, recogido en los Presupuesto Generales. Esta cantidad parece insuficiente para hacer frente a los 135 mil millones de euros que se tiene que pagar en pensiones en España.

Por tanto, se puede considerar que las pensiones ejercen demasiada presión sobre las arcas del Gobierno, y puede tratarse de una realidad muy incómoda que no haya dinero para pagar las pensiones.

Esta situación difícil se va extender durante un largo tiempo, además se le añade la deuda pública sobre el Producto Interior Bruto (PIB) que ha aumentado considerablemente por el efecto del coronavirus.

Lo más probable que las pensiones se incluyan dentro de los Presupuesto Generales del Estado, para acabar con el déficit, y esto va a supone que parte de los ingresos tendrán que gastarse en las pensiones. Una situación que va a obligar al Gobierno, si se decide por esta opción sin bajar o congelar las pensiones, a encontrar ingresos extras.

En El Blog Salmón | Estás son las Comunidades Autónomas que no podrían pagar a sus pensionistas

Imagen | Flickr

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios