Publicidad

¿Hipotecas a tipo negativo? En Suiza ya lo experimentan

¿Hipotecas a tipo negativo? En Suiza ya lo experimentan
7 comentarios

Publicidad

Publicidad

La política monetaria que han desarrollado los bancos centrales alrededor del mundo ha sido, en los últimos años, puramente no convencional con tipos de interés al 0% e incluso negativos y utilizando compras masivas de títulos de deuda. Entre los grandes bancos centrales, únicamente la Reserva Federal ha sido capaz de incrementar tipos de interés, aunque recientemente ya dibujado un escenario de rectificación y ayer ya impulsó su primera bajada de tipos de interés desde la crisis.

Como comentamos recientemente, Suiza en los últimos años ha estado coqueteando con los tipos de interés negativos hasta situarnos actualmente en una tasa negativa del -0,75%.

Zinsunterschied Zwischen Europa Und Usa Nimmt Weiter Zu En

A diferencia del Banco Central Europeo que busca como sea conseguir como sea inflación, el banco de Suiza desarrolla esta política monetaria por la actitud laxa del vecino europeo que ejerce una presión alcista sobre el franco suizo, un hecho perjudicial para su economía, y Suiza simplemente busca restar atractivo a su divisa.

No obstante, la evolución de los tipos de interés negativos de Suiza ya está llegando al mercado hipotecario suizo en el que por primera vez, se están viendo tipos de interés del 0% e, incluso, negativos. Esto significa que si una persona contrata ciertos tipos de hipotecas para la compra de una casa recibe intereses acreditados por el banco en lugar de ser cargados al deudor.

Los préstamos bancarios con tasas de interés negativas están entrando en el mercado hipotecario suizo. Hasta ahora, solo ha habido unas pocas transacciones, pero se ha roto el tabú.

En una encuesta realizada por el periódico suizo Tages-Anzeiger, entre los 24 bancos cantonales, "algunos bancos suizos admitieron haber concedido préstamos hipotecarios con tipos de interés por debajo de cero en casos individuales".

Desde el punto de vista de una única entidad, si la alternativa es aparcar el dinero al -0,75%, puede tener sentido conceder una hipoteca al -0,2 o al -0,3%. Las señales globales indican que los tipos no van a subir, más bien lo contrario. Y este tipo de operaciones únicamente tiene sentido en bancos grandes que registran elevadas entradas de dinero como por ejemplo UBS.

No obstante, muchos bancos suizos, por ahora, niegan esta opción. En la encuesta, los bancos cantonales de Zurich, Berna, Basilea, Vaud y Ginebra han negado la concesión de préstamos hipotecarios a tipos negativos.

Siguiendo los pasos de Dinamarca

Las tasas hipotecarias extremadamente bajas han sido un problema desde la crisis financiera. En Dinamarca se estrenaron con las hipotecas negativas. Si nos situamos en antecedentes, el banco central danés ya introdujo el tipo negativo en julio de 2012. De febrero de 2015 a enero de 2016 alcanzó un mínimo histórico y desde entonces se ha mantenido en el -0,65%.

Eak2rwwxoaa5adf

Estos tipos de interés negativos son más evidentes en el caso de las hipotecas con tipos de interés variables y vencimientos a corto plazo. El hecho de que los tipos de interés negativos puedan producirse en las hipotecas es en sí mismo un hecho extremadamente preocupante.

Hasta ahora se ha considerado que son tan improbables como los tipos de interés negativos sobre los depósitos bancarios de la población en general.

No se dispone de datos exhaustivos sobre este aspecto ni sobre el número de clientes afectados, ya que las entidades se niegan a comunicar esta información sobre operaciones a particulares. Sin embargo, incluso en Dinamarca todavía no se da el caso de que los prestatarios hipotecarios sigan recibiendo dinero neto de los bancos.

Esto se debe a que las comisiones cobradas por los bancos por su liquidación siguen siendo superiores a los tipos de interés negativos. En Dinamarca, el nivel de las tasas hipotecarias ha sido objeto recientemente de las preocupaciones del Tribunal Supremo. La autoridad de competencia del país culpa de ello a la baja intensidad de la competencia entre los bancos.

La evolución de Dinamarca es especialmente importante desde el punto de vista suizo, ya que ambos países tienen una serie de puntos en común. Al igual que Suiza, el país escandinavo no es miembro de la Unión Monetaria y tiene su propia moneda en forma de corona. Como país de la UE, Dinamarca, al igual que Suiza (que no es uno de ellos), también está muy interesada en asegurar que la corona no se aprecie frente al euro. Al igual que el franco, la corona también se considera un refugio seguro.

Los tipos de interés negativos en Dinamarca no son atribuibles a decisiones de los bancos, sino a la estructura del mercado local. Por regla general, los bancos son solo los intermediarios de las hipotecas, obtienen los fondos para ello de inversores a los que venden bonos.

Estos bonos están garantizados por las hipotecas y los tipos de interés hipotecarios son el resultado de las subastas de dichos bonos.

La política monetaria de Suiza puede buscar tipos de interés más negativos

Los mercados financieros ven una creciente posibilidad de que el Banco Nacional Suizo reduzca sus tipos de interés profundamente negativos después de que el franco refugio alcanzara máximos de dos años antes de la reunión del Banco Central Europeo, que se espera sea una señal de una política más laxa en la zona euro.

Los mercados monetarios estaban cotizando con un 54% de probabilidad de que el Banco Nacional de Suiza reduzca su tasa de referencia de -0,75% -ya una de las más bajas del mundo- en 25 puntos básicos para septiembre.

La probabilidad de que el Banco Nacional de Suiza reduzca su tipo de interés en diciembre se eleva al 72%, una medida destinada a frenar las entradas de capital en francos y limitar el daño que cualquier otro aumento podría causar a la economía suiza, que depende de las exportaciones.

El principal impulsor de un recorte es el ambiente cada vez más expansivo en el BCE, con los precios de los mercados monetarios en torno a un 40% de probabilidad de un recorte de 10 puntos básicos en su propia tasa de depósito - actualmente -0,40%- cuando los responsables de la política monetaria se reúnan el jueves.

El franco suizo también superó los 0,91 euros, alcanzando su nivel más alto desde julio de 2017. Es fácil de entenderlo, si se produce un recorte por parte del BCE, es muy probable que Suiza vaya detrás y reduzca los tipos de interés.

Franco Sd
Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir