Compartir
Publicidad
Publicidad

Así defraudaba una mina de carbón en España gracias a las subvenciones

Así defraudaba una mina de carbón en España gracias a las subvenciones
Guardar
15 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Según ha publicado Libremercado, tenemos un nuevo escándalo en relación al carbón, pues Manuel Martín, expresidente de la Mina La Camocha, ha admitido ante el juez que ejercían un fraude con la compra del carbón extranjero, para llevarse la subvención, al hacerlo pasar por nacional.

Los hechos que se están investigando actualmente corresponden a los ejercicios 1998, 1999 y 2000 en que La Camocha llegó a importar 33.782 toneladas de carbón para seguidamente venderlo a las centrales térmicas como producto nacional. Esta operación se hacía mediante la empresa Hullas de Coto Quirós.

El negocio era claro, por un lado la tonelada media importada tenía un precio de 45 euros y por otra parte, las ayudas recibidas por tonelada llegaban ascender a un importe de 189,88 euros. Con este movimiento, se habrían defraudado 17 millones de euros

El fraude puede costarles muy caro... Y es que tanto la Abogacía del Estado como el Fiscal han solicitado condenas de cárcel de nueve años a los acusados, indemnizaciones al Estado del mismo importe defraudado y otros 17 millones de euros en concepto de multa.

Éste no ha sido el único escándalo relación al carbón, hemos visto otros fechorías como la ejercida por la Unión Minera del Norte SA que cobró un total de 53 millones de euros de más en el ejercicio 2011, mientras que percibía subvenciones por más de 2 millones de toneladas de carbón extraídas. No obstante, la realidad era que únicamente se sacaron 800.000 toneladas, lo que se traduce en que el 60% del mineral subvencionado simplemente no existía.

Sosteniendo lo insostenible: España, el tercer país europeo que más ayudas concede al carbón

Según un estudio que fue publicado por la organización Overseas Development Institute, entre los años 2005 y 2016 España habría concedido a la industria minera una subvenciones por el importe de 754 millones de euros, dirigidos hacia la transición de los cuentos nivel dos y a las compañías eléctricas propietarias de centrales térmicas.

Con estos datos, España sería el tercer país en Europa más generoso con su industria del carbón ya que solo Alemania Y Polonia supera a España con 3.202 millones y 919 millones de euros respectivamente.

Se está manteniendo la industria del carbón siendo un lastre para la economía por su falta de calidad y además, carece competitividad frente a al carbón proveniente de fuera de las fronteras.

Por ejemplo, en términos de calidad, el carbón español es de 4.500 termias/tonelada mientras que el carbón australiano (estándar global) es de 6.000 termias/tonelada. Por otra parte, es muy difícil para una mina competir con explotaciones a cielo abierto... En Australia en diez minutos hace el mismo trabajo que un minero español durante horas.

Incluso desde el punto de vista de las emisiones contaminantes, España destaca como el país de la Unión Europeaque más ha incrementado las emisiones por culpa de la quema de carbón. Según informa la Agencia Europea de Medio Ambiente -EEA, por sus siglas en inglés-, entre los ejercicios 2014 y 2015, España lideró la creación de emisiones con un total de 11.500 kilotoneladas de CO2.

La razón que subyace a este crecimiento es que durante ese periodo se abusó de esta fuente energética para la creación de electricidad, llegando a incrementarse su producción un 21,9%.

Subvenciones anuales de 25,3 millones de euros

A mediados del año pasado, el Consejo de ministros aprobó la convocatoria anual de subvenciones para la producción del plan del carbón con un importe total de 25,3 millones de euros. Todas estas ayudas fueron planteadas por el Instituto para la reestructuración de la minería del carbón y el impulso de las comarcas mineras.

La distribución de estas ayudas públicas era por un lado, 2,3 millones de euros hacia la empresa pública Hunosa y por otro lado, los 23 millones de euros restantes se dirige hacia empresas privadas.

El objetivo final de esta subvenciones no era otro que parchear las pérdidas de la producción corriente de las unidades que está incluida en el plan de cierre de España para toda aquella actividad minera del carbón que no fuera competitiva.

Pero esto no acaba aquí, la Comisión Europea aprobó el último plan del carbón español que suponía conceder unos 2.130 millones de euros con el objetivo de facilitar un cierre ordenado de todas aquellas mineras de carácter no Competitivo desde el año 2016 hasta 2018, afectando un total de 26 minas.

La industria del carbón protagonista en la aprobación de los presupuestos

En los Presupuestos Generales del Estado Foro Asturias -partido regionalista que se presentó a las elecciones junto al PP- ha tenido un papel que ha conseguido 65 millones de euros para la región.

Lo importante es que se consiguió aprobar una enmienda por un importe de 21,5 millones de euros destinado a convenios que quedaban pendientes de liquidación correspondientes a los planes de la minería de los periodos: 1998-2005 y 2006-2012.

Y el dinero para el carbón no acaba ahí, las cuentas aprobadas incluyen 10 millones de euros para reducir las emisiones medioambientales destinadas a las centrales térmicas de carbón.

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos