Publicidad

RSS Banco Popular

El Popular cuesta a las arcas públicas 500 millones de euros, un rescate encubierto que viene de 2013

5 Comentarios
El Popular cuesta a las arcas públicas 500 millones de euros, un rescate encubierto que viene de 2013

Tenemos nuevo capítulo en la saga Banco Popular compra a Banco Santander. Si en junio muchos se rasgaron las vestiduras cuando la entidad presidida por Ana Botín se hizo, por apenas un euro, con el depauperado Popular, ahora las críticas han vuelto a arreciar.

Tal y como contó El Confidencial el pasado 17 de agosto, el Santander ha hecho uso de un derecho que le otorga la legislación fiscal española y ha solicitado a Hacienda que ejecute los créditos fiscales a los que tiene derecho por ser propietario de Banco Popular. De momento, ha solicitado 500 millones de euros, de los 610 millones a los que tiene derecho este año, según los cálculos realizados por el mencionado periódico digital.

La noticia ha echado más leña al fuego de las críticas de esa operación financiera. Esa que, como aseguraron Mariano Rajoy o Luis de Guindos entre otros, no iba a costar ni un euro a los contribuyentes. Estos 500 millones de dinero público van a ser el primer reglón de la cuenta final que los contribuyentes paguen por la operación. Pero también es cierto, que ese desembolso no es ningún regalo especial al Banco Santander. Se enmarcan, como asegura el abogado experto de temas financieros Fernando Zunzunegui, en una política fiscal hecha a medida de la banca. "Son ayudas públicas indirectas que permiten a trasladar los riesgos bancarios a los contribuyentes de forma opaca. De este modo políticos y supervisores escapan de la rendición de cuentas por seguir rescatando a la banca".

Es decir, la decisión de Botín de solicitar ese dinero a Hacienda tan solo implica adelantar un dinero que antes o después iban a desembolsar las arcas públicas españolas. Veamos ¿por qué?

¿Qué son los DTAS?

Para entender esta operación hay que partir del conocimiento de los DTAs. Estas son las siglas en inglés de lo que en español se denominan Activos Fiscales Diferidos. Es decir, unos derechos (deducciones fiscales) que generan las empresas en función de unos gastos no deducibles en Hacienda, pero que sí merman sus beneficios. En el caso de los bancos esos gastos pueden ser principalmente los derivados de provisiones y aportaciones a planes de pensiones de sus empleados.

La Hacienda española, en línea con la regulación financiera internacional (Basilea III, entre otras leyes) permite a las empresas guardarse esas deducciones fiscales y compensar con ellas el pago de impuestos en el futuro. Es decir, cuando una compañía tiene DTAs acumulados y genera beneficios puede "convertirlos" y reducir la factura anual con Hacienda.

También se consideran DTAs, y tienen el mismo tratamiento, los activos procedentes de las bases imponibles negativas que, especialmente los bancos, habían generado como consecuencia de las exigencias de capitalización exigidas, sobre todo, por los Decretos Guindos.

¿Por qué son importantes?

Los DTAs son una herramienta de gestión fiscal habitual en otros países. De hecho, la regulación de Basilea III establecía que, a partir de 2014, los DTAs comenzaran a restar gradualmente de la base de capital. De haberse aplicado esa regulación, la solvencia de la banca española hubiera suspendido los exámenes internacionales de solvencia. Por ello, en noviembre de 2013, el Gobierno hizo un cambio en el Impuesto de Sociedades encaminado a evitarlo. Estaban en juego 38.000 millones de euros, que entonces contaban como capital. Para evitar que eso cambiara el Estado se erigió como avalista de esos créditos fiscales y se hizo responsable de hasta un máximo de 30.000 millones de euros abonables en efectivo en caso de pérdidas o de liquidación de la entidad afectada. Además, estableció la posibilidad de canjear por deuda pública el saldo de DTAs que no pudieran deducirse en un plazo de 18 años, mientras que en la mayoría de los países europeos esos DTAs no tienen caducidad.

Banco Santander

¿Por qué los puede solicitar Banco Santander ahora?

En noviembre de 2013 ya casi nadie pensaba en la posibilidad de quiebra de ningún otro banco español y, por tanto, ese aval del Estado no parecía ser más que otro capote público al sistema financiero español. Pero lo que en aquel momento parecía imposible se ha materializado en 2017. El Banco Popular reconoció en 2016 pérdidas por valor de 3.400 millones de euros. Esa es la circunstancia que ha detonado el derecho de sus propietarios, desde junio el Banco de Santander, a solicitar la devolución en efectivo de esas deducciones fiscales. Y que, por otro lado, hubiera permitido hacer lo mismo a cualquier comprador con beneficios. Como explican fuentes fiscales del despacho de Abogados Garrigues no hay diferencia entre el tratamiento fiscal de los DTAs de las entidades financieras y otro tipo de empresas "la diferencia de tratamiento no es el tipo de empresa sino el tipo de ajustes a la base imponible de la empresa", aseguran. "De hecho, hay empresas no financieras que también han recibido importes en efectivo por DTAs", puntualizan desde Garrigues.

¿Qué hubiera pasado sin la compra?

El que no hubiera podido en ningún caso solicitar esa devolución habría sido el Banco Popular presidido por Emilio Saracho, al menos este año.

Es decir, que si el Popular hubiera podido sobrevivir en solitario habría tenido que esperar hasta la generación de beneficios para beneficiarse de este tratamiento fiscal. El tiempo máximo de espera, eso sí, no hubiera superado los 18 años, plazo que la mencionada reforma del Impuesto de Sociedades estableció como máximo ese plazo para que Estado ejecutará los avales.

Así, con la actual Ley del Impuesto de Sociedades en la mano, las arcas públicas españolas habrían tenido que asumir el coste de los derechos de deducciones fiscales generados por el Banco Popular durante los años de crisis (4.900 millones, según las cuentas de la entidad al cierre de 2016). La diferencia es quién se habría beneficiado de ellos si el mismo banco dejando de pagar impuestos futuros o cualquier otro comprador.

Leer más »

Las razones para intervenir el Popular: el BCE revela parte de su informe secreto

2 Comentarios
Las razones para intervenir el Popular: el BCE revela parte de su informe secreto

El Banco Popular tuvo el triste honor de ser el primer banco de la Eurozona intervenido según el nuevo mecanismo único de resolución, que conllevó la pérdida de todo el valor de sus acciones. Desde entonces se ha criticado la falta de transparencia de la decisión, aunque los problemas de la entidad eran notorios.

En un ejercicio voluntario (ya que no tiene obligación legal de hacerlo), el Banco Central Europeo ha decidido desclasificar algunas partes del informe confidencial que sirvió par decidir que el Popular estaba "quebrando o en riesgo de quebrar", umbral a partir del cual las autoridades europeas pueden iniciar la intervención.

El informe pone de manifiesto una vez más lo importante que es la reputación para un banco. El Popular tenía graves problemas estructurales, pero lo que convirtió su situación en insostenible fue la pésima gestión pública de dichos problemas. En lugar de transmitir confianza, los volantazos de la directiva espantaron a inversores y clientes, que comenzaron a huir en masa. El 7 de junio el Popular se quedó sin dinero en la caja para segir haciendo frente a sus obligaciones. Hoy, gracias al informe revelado por el BCE, sabemos algo más de la debacle.

Leer más »
Publicidad

Banco Santander no quiere compensar a los clientes del Popular, quiere captarlos. Claves para entender la jugada de Botín

8 Comentarios
Banco Santander no quiere compensar a los clientes del Popular, quiere captarlos. Claves para entender la jugada de Botín

El Banco Santander ha demostrado esta semana porqué es el banco más grande de España y uno de los más importantes del mundo. Con una astucia digna de admiración, ha dado un ejemplo de libro de cómo transformar un problema en una ventaja. El pasado 13 julio, tras cerrar el mercado, la entidad presidida por Ana Botín distribuyó una nota de prensa anunciando una "acción comercial para clientes minoristas afectados por la resolución de Banco Popular".

A pesar de la transparencia meridiana de su comunicación ha conseguido que los posibles interesados, accionistas y bonistas de Banco Popular, haya recibido la propuesta como si fuera un rescate de sus pérdidas. Pero las dudas de que acaben recibiendo el dinero son más que razonables con la información disponible en este momento.

En cambio, si la jugada le sale bien. Si Banco Santander lanza esta oferta es porque quiere quitarse de en medio gran parte de la tediosa conflictividad judicial que se atisba en el caso al tiempo que se asegura muchos miles de euros de negocio operativo. Y todo por una excelente gestión de la comunicación.

Leer más »

Así funciona el nuevo mecanismo europeo de resolución bancaria estrenado por el Popular: se acabaron los rescates públicos

10 Comentarios
Así funciona el nuevo mecanismo europeo de resolución bancaria estrenado por el Popular: se acabaron los rescates públicos

Hace dos semanas la caída del Banco Popular sacudió todos los medios y mercados: un banco que había superado las pruebas de solvencia de la Autoridad Bancaria Europea hace menos de un año pero cuyas acciones llevaban meses cayendo en picado ante la sospecha de que la situación era más problemática de lo anunciado.

Al final, el Popular fue víctima de una profecía autocumplida: la espantada de los inversores alarmó a los clientes, que empezaron a retirar su dinero en masa. El banco se enfrentó a un pánico bancario en toda regla: agotó toda su liquidez, luego dilapidó todas las líneas de emergencia aportadas por el Banco Central Europeo y finalmente, el 6 de junio comunicaba que no tenía más efectivo para seguir cubriendo las masivas fugas de depósitos.

Se puso en marcha entonces el nuevo proceso de rescate bancario europeo surgido a raíz de la crisis: por primera vez en la historia, el Comité Único de Resolución usaba su autoridad para tomar control del Popular y salvaguardar los intereses de sus clientes (que no sus inversores). ¿Cómo funciona el nuevo mecanismo europeo de resolución bancaria estrenado por el Popular?

Leer más »

La cara B del sistema bail-in de rescate bancario: afectados por el Popular

10 Comentarios
La cara B del sistema bail-in de rescate bancario: afectados por el Popular

Tras el hundimiento del Banco Popular, el sexto banco español, se esconden muchos dramas debido a que los accionistas y bonitas de la entidad lo han perdido todo. De un día para otro, la valoración de acciones y otros instrumentos ha quedado reducida a cero.

En concreto, más de 300.000 accionistas del Banco Popular han sufrido las consecuencias de la mala gestión y del nuevo sistema de rescate bail-in que ha sido inaugurado con esta entidad española.

En los últimos días hemos visto incluso casos particulares estremecedores, como el de una mujer que entraba en su oficina del Banco Popular y empezaba a expresar su descontento contra la entidad "Hemos perdido un millón de euros, lo hemos perdido todo, y tú me dices que no pasa nada, que llamas a la policía!".

Leer más »

¿Afectado por la quiebra del Popular? Así se puede reclamar judicialmente

5 Comentarios
¿Afectado por la quiebra del Popular? Así se puede reclamar judicialmente

Para los pequeños inversores del Banco Popular la mejor opción es realizar la reclamación por la vía civil y no por la vía penal. El procedimiento judicial se puede alargar hasta 5 años antes de la recuperación definitiva del dinero.

Si lo comparamos con lo que paso en Bankia, el rescate del Banco Popular no tiene antecedentes en el sector financiero español, pero tampoco en el sector financiero europeo, ya que es la primera vez que se ha utilizado el 'Mecanismo Único de Resolución' (MUR).

Al aplicar este mecanismo existen algunas legales que los bufetes de abogados están analizando en profundidad. Los expertos coinciden en que las posibilidades de reclamar son bastante altas.

Nos podemos preguntar: ¿Quién puede reclamar el valor de su participación? ¿Hay que presentar una demanda por vía civil o por vía judicial? ¿Qué cantidades se pueden reclamar? ¿Quién tiene la obligación de indemnizar? ¿Prescribe en algún momento el periodo de reclamación? ¿Cuándo se puede recuperar el dinero que se reclama? ¿Cuánto nos va a costar las reclamaciones por vía judicial?

Leer más »
Publicidad

Así hay que declarar ante hacienda las pérdidas por las acciones y bonos del Popular

6 Comentarios
Así hay que declarar ante hacienda las pérdidas por las acciones y bonos del Popular

El rescate del Banco Popular, intervenido por el FROB y las autoridades europeas, y traspasado al Banco Santander por 1 euro, deja reducida a cero la inversión de más de 300.000 accionistas y bonistas de contingentes convertibles (cocos) y de deuda subordinada del banco, que han perdido toda su inversión.

La situación de la acción del Banco Popular había emprendido una escalada bajista que ya no se podía parar, especialmente para aquellos que acudieron a la ampliación de capital del Banco Popular de hace casi 1 año.

Nos podemos preguntar: ¿Los accionistas pueden reflejar sus pérdidas en la renta del 2017? ¿Cómo se pueden compensar las pérdidas en el caso de los accionistas? ¿Cómo se pueden compensar las pérdidas en caso de los bonistas?

Leer más »

¿Por qué en España quiebran bancos y en Italia y Alemania no se hunde ninguno a pesar de que están mucho peor?

18 Comentarios
¿Por qué en España quiebran bancos y en Italia y Alemania no se hunde ninguno a pesar de que están mucho peor?

26 días. Un mes menos cuatro días. Este es el tiempo record que ha durado exactamente la agonía del Banco Popular. Una rocambolesca sucesión de hechos que ha desembocado con la que, posiblemente sea, la liquidación financiera más rápida de la historia.

Desde que el día 1 de mayo, El Confidencial publicase que el banco buscaba comprador urgente, seguido de su desmentido oficial de la noticia con un hecho relevante remitido a la CNMV, se han sucedido todo tipo de informaciones y rumores, entre ellas las históricas declaraciones, una semana después, del Ministro de Economía en las que aseguraba que "el Banco Popular no tiene problemas de solvencia ni de liquidez". Lo de después: debacle bursátil, desbandada de activos... y estreno del Mecanismo Único de Resolución de la Unión Bancaria. En la madrugada del 7 de junio, la Junta de Resolución debutó siendo capaz entre el cierre del mercado de un miércoles y la apertura de jueves de liquidar un banco y venderlo al mejor postor por un simbólico euro.

La jugada podría considerarse como un ejemplo de eficiencia de la nueva unión bancaria. Pero no tiene visos de que sea ese el calificativo con el que pasará a la historia. Hay demasiadas suspicacias a su alrededor que ya han desatado la amenaza de demandas por parte de accionistas afectados.

Pero la operación sorprende mucho más cuando comparamos el modus operandi de los reguladores europeos con el ya difunto Banco Popular frente a lo que se hace en países de vecinos con entidades e incluso sectores financieros en condiciones de solvencia mucho peores que las del Popular.

Sin ir más lejos. Ahí está, Deutsche Bank y toda la banca italiana con Monti dei Paschi a la cabeza.

Leer más »

Las grandes dudas del Popular: ¿Por qué el Santander y por qué 7.000 millones?

4 Comentarios
Las grandes dudas del Popular: ¿Por qué el Santander y por qué 7.000 millones?

Los accionistas del Banco Popular han perdido todo su dinero. Si bien en el año 2007 la capitalización bursátil del banco era de 18.000 millones de euros, el martes pasado de 1.330 millones de euros, actualmente el Banco Popular no vale nada.

El proceso ha sido de lo más rápido... El Banco Central Europeo (BCE) decidió que el Banco Popular estaba en quiebra y no valía nada el 6 de junio 2017 y notificó al organismo Single Resolution Board (SRB), uno de los pilares clave de la Unión Bancaria.

Seguidamente, SRB y el FROB han decidido que la venta era de interés público, ya que protege a todos los depositantes del Banco Popular y asegura la estabilidad financiera. A partir de aquí, la mejor oferta que han encontrado era la del Santander.

La operación por las acciones e instrumentos de capital de Banco Popular se ha ejecutado por una cantidad simbólica de un euro. En consecuencia, las acciones, incluyendo la totalidad del negocio de Banco Popular y sus filiales, han sido traspasados al Grupo Santander a partir del 7 de junio de 2017.

Si nos remontamos a épocas pasadas, normalmente veíamos que era el dinero del contribuyente quién entraba en el capital de una entidad para rescatarla, mediante el sistema bail-out. No obstante, con la nueva normativa europea de rescates y la unión bancaria, quiénes deben hacer frente a los problemas de la entidad son los accionistas y bonitas (sector privado).

¿Quiénes perderán sus dineros y quiénes se salvan?

Los principales afectados por el deterioro del Banco Popular son los accionistas que han visto que a día de hoy sus acciones valen cero, tras una caída sostenida prolongada en los últimos diez años. Cabe recordar que una sesión antes del rescate, las acciones del Popular se situaban en 0,317 euros.

Graf Pop

Otro de los grandes grupos afectados por el Popular, son los clientes con bonos y deuda subordinada, participaciones preferentes o bien instrumentos de deuda híbridos al pago de intereses depende directamente del capital o de los beneficios de la entidad.

Por último, y como analizaremos más adelante, otro gran perjudicado podría ser el mismo Santander, pues quizás debería indemnizar algunos accionistas minoritarios del Popular que acudan a los tribunales, por un maquillaje en los estados contables del banco en los últimos tiempos.

Todo ésto se ha hecho con un único objetivo y era salvar las cuentas y depósitos del Banco Popular independientemente si eran inferiores o superiores a 100.000 euros. Y paralelamente evitar que sean los contribuyentes, quiénes participarán indirectamente en una entidad quebrada.

Los accionistas del Popular y las reclamaciones

Los accionistas del Banco Popular tienen todo el derecho del mundo a exigir responsabilidades contra los dirigentes del Banco Popular, contra los supervisores, y quizá contra el Santander, el nuevo propietario del banco.

Por un lado, los accionistas del Popular no han recibido una información contable que se ajustara debidamente a la realidad de la entidad. En la última ampliación de capital del Banco Popular, hace alrededor de un año, se solicitó a los accionistas 2.500 millones de euros para cubrir el agujero que el mercado borró en pocos meses... Luego hemos visto que el agujero del balance era sustancialmente mayor.

Y no solo ésto, en un comunicado del 11 de mayo, es decir, menos de un mes de la compra del Santander, se comunicaba lo siguiente: "En relación con la noticia difundida hoy en un medio digital, Banco Popular desmiente categóricamente que hay encargado la venta urgente del banco y exista un riesgo de quiebra del banco".

Dbusjjnxkaay4td 1

Curiosamente, un mes después nos encontramos ante la situación de que el banco estaba quebrado y se lo han adjudicado al Santander por presentar la mejor oferta.

Otro de los temas preocupantes es que al cierre del trimestre, el patrimonio neto del banco ascendía a 10.777 millones de euros y el ratio del capital total se situaba en 11,91%, lo que quedaba por encima de las exigencias regulatorios, unos datos que como sabemos hoy no se ajustaban a la realidad del Popular.

Analisis

Entre las curiosidades, deberíamos preguntarnos ¿Cómo es posible que el Banco Santander en 24 horas conozca la cantidad que necesita para ampliar capital para compensar las duras provisiones que debería enfrentarse al asumir el Banco Popular?

Teóricamente, la contabilidad es transparente para todos los accionistas y no puede existir información privilegiada. Los accionistas del Popular desconocían el pasado martes si las provisiones adicionales a efectuar eran de 2.000, 4.000 o bien 8.000 millones de euros.

Según el informe presentado del Santander sobre la integración del Popular, en lo referente a activos y morosos inmobiliarios las provisiones son de 7.200 millones de euros. Si a ello añadimos, la mora no inmobiliaria, las provisiones alcanzan los 7.900 millones de euros.

Popul

Tanta precisión en la ampliación de capital debería ser sospechosa, pues es difícil de creer que en 24 horas se pueda ejercer una valoración detallada de los deterioros experimentados en la cartera crediticia que obliguen a realizar provisiones por varios miles de millones de euros.

De hecho, existe una 'tabla de salvación' para que los accionistas que persigan ejercer sus reclamaciones correspondientes y es que ya existe jurisprudencia con el caso de Bankia, en el que vimos como los accionistas minoritarios pudieron recuperar su dinero tras la salida a bolsa de la entidad en 2011.

En este supuesto, debería ser el Banco Santander quién responda ante los accionistas minoritarios que han visto de un día para otro perder más de 1.000 millones de euros o incluso más si tenemos en cuenta la última ampliación de capital por 2.500 millones de euros.

El primer bail-in en Europa lo enfrenta el Santander

En todo este movimiento corporativo existe una buena noticia que cabe destacar y es que por primera vez, el dinero público no ha participado en el capital de esta operación, siendo las manos privadas las únicas responsables de enfrentarse a las pérdidas.

Actualmente, con la unión bancaria, la normativa tiene como objeto asegurar que sean, en primer lugar, los bancos y sus accionistas quienes financien las resoluciones y, si es necesario, también parcialmente los acreedores del banco.

Se ha indicado desde las autoridades europeas que la vía a seguir era la resolución tras determinar que el banco no era viable. Ésto ocurre cuando una entidad incumple de manera significativa o es razonablemente previsible que incumpla de manera significativa en un futuro próximo los requerimientos de solvencia u otros requisitos necesarios para mantenerse a flote.

san

Los instrumentos de resolución en el bail-in son: La venta del negocio de la entidad; La transmisión de activos o pasivos a una entidad puente; La transmisión de activos o pasivos a una sociedad de gestión de activos, y la recapitalización interna.

Como hemos visto, se ha optado por la resolución de Popular pues hubiera sido incapaz de llevar a cabo una ampliación de 7.000-8.000 millones de euros que compensara el deterioro de las activos del balance.

Ahí ha entrado en juego el Santander que ha presentado "la mejor oferta" en la subasta, comprar el banco por un euro y asumir una ampliación de capital de 7.000 millones de euros -con derechos de suscripción preferente para los accionistas existentes- cubriendo el capital y las provisiones requeridas.

Ahora los clientes del Popular pasarán a ser del Santander, la entidad resultante, que operará con la marca Santander, se convertirá en el banco líder en créditos y depósitos, con 17 millones de clientes, una cuota de mercado en crédito del 20% y una cuota del 25% en pymes.

Leer más »
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos