Compartir
Publicidad

Así afecta a los ciudadanos la subida de tipos de la Fed

Así afecta a los ciudadanos la subida de tipos de la Fed
1 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Cuando las entidades bancarias nos prestan dinero y nosotros les tenemos que devolver el dinero, esa es la forma en la que las entidades bancarias generan más dinero a través de los intereses que nos están cobrando.

El coste de estos préstamos, conocido como el tipo de interés, puede suponer una gran diferencia según el tipo de préstamos que elijas, no es lo mismo un préstamo hipotecario que una tarjeta de crédito.

Pero si una entidad bancaria que hacer que tenga más coste prestar el dinero, no es tan simple como aplicar una tarifa, como haría un comercio cuando nos está vendiendo un producto. Es algo controlado desde una institución superior como sería la Reserva Federal (Fed) en Estados Unidos, es decir, el banco central de Estados Unidos.

Nos podemos preguntar: ¿Cómo afecta al bolsillo de los ciudadanos de Estados Unidos la subida de tipos de interés?

¿Por qué a la Fed le importa los tipos de interés?

En 1977, el Congreso de los Estados Unidos, le encargó a la Fed 2 tareas principales:

  • Mantener estables los precios de las cosas que están comprando los ciudadanos de Estados Unidos.
  • Crear las condiciones en el mercado laboral que proporcionen empleos para los ciudadanos de Estados Unidos.

La Fed ha desarrollado un conjunto de estrategias y herramientas para conseguir los 2 objetivos de control de la inflación y maximizar el mercado de empleo. Pero los cambios en los tipos de interés ocupan siempre la mayor atención, tal vez porque tiene un efecto inmediato sobre si pagamos más o menos por nuestros préstamos y tarjetas de crédito.

La Fed ajusta los tipos de interés para impulsar cambios en la economía de Estados Unidos. Si quiere incentivar a los consumidores a pedir préstamos para que el gasto aumente, lo que consigue con esto es propiciar el crecimiento económico, reduce los intereses y hace que los préstamos sean más baratos.

Para conseguir el efecto contrario y ralentizar la economía, aumento de los tipos de interés, por lo que los préstamos y las tarjetas de crédito son más caros y no serán deseables por parte de los ciudadanos.

Por tanto, se puede decir que la Fed ajusta los tipos de interés en respuesta a la inflación, el aumento en los precios que sucede cuando los ciudadanos tienen más recursos para consumir que lo que está disponibles para ser comprado.

En este momento, la Fed no está aumentando los tipos de interés para contrarrestar la inflación, aunque piensa que los precios van a subir. Esto hace que las decisiones siempre giren entorno a las previsiones para el crecimiento económico y los futuros aumentos de los tipos de interés.

Entonces, ¿en qué influye los aumentos o reducciones de lo que está cobrando las entidades bancarias?

Las entidades bancarias no prestan sólo a sus clientes, sino que también se prestan entre las propias entidades bancarias. Esto se debe a que al final de cada día necesitan tener una cierta cantidad de dinero en sus reservas.

Por tanto, a medida que gastamos dinero que tenemos guardado en una entidad bancaria, ese saldo fluctúa, por lo que la entidad bancaria puede tener que pedir dinero prestado durante el cierre y la apertura del siguiente día para conseguir cumplir el requisito de capital mínimo que le exigen los reguladores. Y, de esta manera se cobran entre sí unos intereses para prestarse dinero.

La Fed intenta influir en ese tipo de comisiones que se cobran, denominadas tasas de fondos federales, y es a lo que apunta cuando crecen o disminuyen los tipos de interés. Cuando crecen las tasas de los fondos federales, las entidades bancarias también aumentan los intereses que cobran a los consumidores, por lo que los costes que tiene endeudarse se incrementan en toda la economía.

La Fed establece un tipo para que las entidades bancarias se presten entre ellas

Después del crack de 1929, la Fed compró una gran cantidad de bonos del Tesoro para inyectar efectivo en las cuentas de las entidades bancarias. Alrededor de 2 billones de dólares estadounidenses en exceso de reservas ahora están depositadas en la Fed, en 2008 había menos de 500.000 millones de dólares estadounidenses.

Es un forma de disminuir estos bonos es prestar algo a los fondos mutuos del mercado y a otros actores. La Fed lo suele hacer a través de transacciones denominadas operaciones de recompra inversa, que implican vender los bonos del Tesoro y acordar comprarlos el día siguiente.

Luego establece un tipo de interés más alto que controla cuánto le paga a las entidades bancarias para mantener su efectivo, lo que se conoce como interés sobre el exceso de reservas. Esto actúa como un techo, porque en teoría las entidades bancarias no querrá prestarse entre ellas a una tipo de interés inferior a la que la Fed les esté pagando.

En marzo de 2018, cuando la Fed aumento los tipos de interés, estableció el tipo de recompra en un 1,50 por ciento y el tipo de interés para las reservas excedentes en un 1,75 por ciento. Un incremento del 0,25 por ciento estableciendo la nueva tasa en un 1,75 por ciento y el techo en un 2 por ciento.

Por tanto, el tipo efectivo de los fondos federales, que es lo que las entidades bancarias usan para prestarse dinero entre sí, fluctuaba entre el rango objetivo de 1,75 y 2 por ciento. Es decir, cuando la Fed aumenta los tipos, las entidades bancarias están menos incentivadas a prestar, ya que están ganando más por guardar ese efectivo en sus reservas.

La Fed ha aumentado el IOER (interest rate on excess reserves) en un 0,20 por ciento en vez de un 0,25 por ciento. Esto es debido a que el tipo de fondos de referencia ha sido del 1,7 por ciento, cercano al techo de 1,75 por ciento. Y de esta manera, la Fed ha hecho un pequeño ajuste para dar algo de protección en el caso de que el tipo se acerque demasiado al techo establecido.

Yo no soy una entidad bancaria, ¿cómo me va afectar todo esto?

Después de que la Fed aumente la tasa de fondos federales, el siguiente paso es que las entidades bancarias lo repercutan a sus clientes.

Las entidades bancarias primero aumentan el tipo de interés que cobran a us clientes más solventes, que suele ser las grandes empresas, algo que es denominado como el tipo de interés preferencial. Por lo general, las entidades bancarias anuncian este aumente pocos días después de que lo haya hecho la Fed.

Los productos como los préstamos hipotecarios y los intereses de las tarjetas de crédito se comparan con el tipo de interés preferencial. El efecto de un aumento de los tipos de interés se repercute de forma automática a las tarjetas de crédito y a las líneas de crédito con garantía hipotecaria, donde el aumento de tipos de interés, por ejemplo en un 0,25 por ciento, aparece en 60 días.

El aumento de los tipos de interés ya se ha notado en el mercado de la vivienda, ya que los tipos de interés hipotecarios van aumentando en una situación en que el inventario de viviendas es bajo. El tipo medio fijo para una hipoteca a 30 años en Estados Unidos es del 4,49 por ciento, en contraste con el 3,85 por ciento de principios del 2018.

Los tipos de interés altos son beneficiosos para los ahorradores ya que las entidades bancarias aumentan el pago de los intereses sobre los depósitos.

En El Blog Salmón | Subida de tipos de Fed: finalizar poco a poco los estímulos y reducir balance

Imagen | Flickr

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos