Publicidad

¿El principio del fin de la contratación irregular vía autónomos? Uber y afines empiezan a sufrir batacazos legales

¿El principio del fin de la contratación irregular vía autónomos? Uber y afines empiezan a sufrir batacazos legales
25 comentarios

Publicidad

Publicidad

A la contabilidad creativa, la ingeniería financiera, y otros tantos eufemismos surgidos en torno al mundo económico para disfrazar lo que en el fondo son prácticas con una parte nada clara (e incluso censurable en algunos casos), se añade ahora lo que podemos denominar la contratación creativa.

Realmente, esta contratación creativa ni tiene nada de nuevo, ni tiene nada de creativa, ni tiene nada de contratación. Se limita simplemente a retorcer la legislación laboral para incorporar trabajadores en plantilla a los que se fuerza a ser autónomos. Si bien hay casos en los que queda totalmente justificada esta forma de contratación, parece ser que no lo sería en la manera en la que están aprovechándose de esta figura contractual muchas empresas de la nueva economía. California, esa cuna mundial de alta tecnología que impone tendencia, ha decidido poner fin a la práctica.

De los empleados con contrato basura a los autónomos sin ni siquiera contrato laboral (como plantilla)

California Se Lanza A Vetar La Subcontratacion De Autonomos Y Legisla En Contra De Deliveroo Uber Y Afines 2

Pues ése ha sido efectivamente el triste camino que han seguido (involuntariamente) algunos de los trabajadores menos cualificados que trabajan actualmente para algunas empresas de la nueva economía, que es nueva para lo que quiere, y recalcitrante para lo que no quiere.

Aquellos contratos eternamente en prácticas que apuraban el plazo legal límite, cuando sus firmantes hacían de todo en sus empresas menos prácticas como tales, aquellos contratos temporales que se iban alternando con períodos en el paro por “necesidades” de la empresa para aligerar las cargas contractuales, aquellos contratos por obra o servicio que en el fondo firmaban trabajadores que se dedicaban a todas las tareas necesarias más allá de esa obra o servicio concreta que constaba en su contrato, aquellas externalizaciones y contrataciones por empresas de trabajo temporal que hoy en día tantas sentencias de cesiones están provocando…

Todo aquello ya es cosa del pasado, y aunque sigue ocurriendo en el presente, ahora ya se estilan otras formas laborales por las que asegurarse unos "recursos humanos" al margen de lo que es la plantilla estable como tal. Efectivamente, el rizo que riza el rizo es ya tener trabajadores trabajando para tu empresa, pero sin tenerlos. Es decir, que hagan el trabajo para la empresa, que es al final lo que a ésta verdaderamente le importa, pero sin tener ninguna vinculación laboral como plantilla con la misma, ni tan siquiera a través de terceros… más bien, esos trabajadores tienen la vinculación laboral a través de sí mismos.

Esto es así porque, para trabajar en ciertas empresas, incluso te ponen como condición indispensable que te des de alta como autónomo, cuando la realidad es que esa figura laboral no encaja con el caso de uso que se le pretende dar en estos casos. Se da el caso de que estos autónomos están en la práctica totalidad de los casos desempeñando su actividad en exclusiva para una determinada empresa, les imponen turnos, horarios, vacaciones, salarios, llevar distintivos de la empresa al desarrollar su actividad laboral, y así hasta un largo etcétera por el que un autónomo teóricamente no tendría que pasar (tampoco en la práctica).

Esas “algunas” polvorientas empresas de la nueva economía que son de todo menos innovadoras laboralmente

California Se Lanza A Vetar La Subcontratacion De Autonomos Y Legisla En Contra De Deliveroo Uber Y Afines 3

Estas empresas bandera de la creatividad contractual han desvirtuado claramente la relación con sus trabajadores, la base contractual de la misma, y la figura jurídico-laboral del autónomo. Desde estas líneas hace tiempo que les venimos analizando tanto el oscuro panorama que en la sociedad técnica van a tener los trabajadores menos cualificados, como las censurables prácticas con las que van a tratar de precarizar sus condiciones laborales.

Y paradójicamente estas empresas se venden como empresas de la nueva economía (que lo son), pero realmente, sólo las nuevas tecnologías que utilizan justificaría que se auto-otorguen ese calificativo, porque lo que es en otros planos como la gestión de recursos humanos, la gestión laboral, etc. son recalcitrantemente anticuadas. Hasta tal punto que ni siquiera han innovado realmente ni inventado nada nuevo: simplemente han retorcido la legislación actual a ver qué caldo de cultivo escurría.

Ya podían haber innovado en todos los planos como ha hecho la icónica Netflix, que trata a su personal con tanto mimo como a la tecnología, y se ha convertido en una de esas empresas en las que todo el mundo técnico quiere trabajar. Pero claro, en la línea que les decía antes y que tantas otras veces les venimos diciendo desde estas líneas, el tema es que Netflix es una empresa principalmente de técnicos, y demuestra cierto ese panorama laboral que les dibujamos desde aquí de un futuro mercado laboral dicotómico, con unos perfiles técnicos con buenas condiciones, y el resto depende (con grandes dudas en muchos casos, y dependiendo del caso concreto).

Comparen la situación de deterioro contractual y condiciones laborales de por ejemplo los riders, el tipo de trabajo por antonomasia de este perfil precarizado (aunque también están Uber y tantos otros), con unos empleados de Netflix que viven en una situación laboral paradigmática: pueden disfrutar de todas las vacaciones que buenamente crean (junto con su responsable) que se han ganado, que tienen un contrato al uso, que tienen una buena (buena) retribución, que les dan confianza con ese "comportamiento adulto" por el que desde Compras dejan sean los propios empleados los que deciden qué gastos corporativos se deben hacer, o que incluso desde RRHH animan a sus empleados a hablar con headhunters de la competencia, y que la oferta económica que les hagan se la digan para así asegurarse de que sus retribuciones están en todo momento en línea con el mercado. Igualito, ¿Verdad?

Vamos, la comparación es odiosa (pero de verdad), y supone la dicotomía llevada al extremo. No voy a juzgar el porqué de las diferencias, ni si son justas o no, simplemente me limito a insistirles que son una consecuencia lógica de la Sociedad Técnica, y que se las venimos anticipando desde hace años: los analfabetos del futuro serán personas sin capacidades técnicas. Más les vale dejar de ver la tecnología como una mera herramienta, algo obsoletamente típico de la sociedad tecnológica, y empiecen a ver la tecnología como una forma, no sólo de trabajo, sino de vivir en (casi) todos los sentidos: ése y no otro es el enfoque de futuro al que poco a poco nos vamos viendo abocados sin mucha escapatoria posible.

Pero sociedades técnicas aparte, la legislación es la legislación (y la justicia laboral la justicia laboral)

California Se Lanza A Vetar La Subcontratacion De Autonomos Y Legisla En Contra De Deliveroo Uber Y Afines 4

Todo lo anterior no quita que, en los países desarrollados, existe una legislación laboral vigente que hay que respetar en tiempo y forma. Aquí no vale cualquier cosa a la hora de hacer uso de una fuerza laboral. El mercado laboral, al igual que cualquier otro mercado, tiene una base legal y unas reglas (más o menos) claras de juego, y (casi) nadie se las puede saltar o esquivarlas como si no fuesen con su empresa.

En este sentido, lo realmente lacerante de todo este tema era cómo inexplicablemente las autoridades de los países desarrollados no acababan de tomar medidas contundentes contra este despropósito laboral de “autonomizar” plantillas (casi) enteras. Pero eso ha empezado a cambiar ahora, y si bien es cierto que el tema venía haciendo ruido jurídico desde hace tiempo, es ahora cuando determinadas administraciones han dicho basta, y han decidido tomar definitivamente cartas en el asunto.

Precisamente la gran meca mundial de la tecnología que es California, donde se ubica el disruptor y “techie” Silicon Valley, ha sido uno de esos lugares en los que la administración ha decidido legislar claramente contra estos casos de "desnaturalización" laboral, cometidos por empresas que a veces vieron nacer allí mismo. Y no lo ha hecho ni sacando nuevas legislaciones, ni parcheando las legislaciones actuales: lo ha hecho tan sólo haciendo cumplir la legislación actual. Para ello, han definido clara y legalmente el concepto exacto de trabajador. No hace falta que les diga que, bajo la nueva definición legal, los riders en su concepción práctica actual no pueden ser autónomos, sino que deben ser considerados trabajadores de plantilla, con un claro impacto en Deliveroo, Uber, y similares. Esta noticia es especialmente significativa en un estado donde hay una parte importante de empleo precarizado, y que además ostenta el dudoso honor de padecer la tasa de pobreza más alta de todo Estados Unidos.

Si bien esto es eminentemente una buena noticia jurídica y socioeconómicamente, pues estamos hablando de hacer cumplir la ley y de dar seguridad jurídica también a los agentes económicos que son los empleados de estas empresas, la pregunta que queda en el aire es simplemente un enigmático: ¿Y por qué han tardado tanto en un asunto tan obvio y que ya contaba con base legal? Tal vez el error esté en la pregunta más obvia, y en su lugar lo que más bien deberíamos preguntarnos es: ¿Qué es lo que ha hecho que sea ahora cuando empiezan a hacer cumplir la ley? Porque está claro que hasta este momento llevaban una venda puesta (voluntaria o involuntariamente), y al quitársela se han encontrado una espesa cortina de humo que ellos mismos no han querido ventilar.

California Se Lanza A Vetar La Subcontratacion De Autonomos Y Legisla En Contra De Deliveroo Uber Y Afines 5

Pues la respuesta a la última pregunta no puede ser otra más que que las autoridades muchas veces son (in)comprensiblemente permisivas a pequeña escala con ciertas prácticas, hasta que el asunto se sale de los límites tolerables (y tolerados), “se va de madre”, y, especialmente, toman medidas cuando ya hay un cierto clamor popular al respecto que se pregunta qué está pasando. Generalmente, es (casi) sólo entonces cuando las autoridades pasan a la acción… o más bien: cuando un tipo de acciones se sustituyen por otras, ante la avalancha mediática y social. Pues eso, lean más medios salmón como el nuestro, e indígnense antes con este tipo de prácticas: sólo será entonces cuando tengamos opción a que nuestros políticos hagan algo... o dejen de hacerlo, según se mire y según cada caso.

Imágenes | Pixabay WilliamCho | Pixabay 41330 | Pixabay jplenio | Pixabay succo | Pexels tomas-andreopoulos

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir