Publicidad

Los avales no son para todos: la letra pequeña del plan del Gobierno

Los avales no son para todos: la letra pequeña del plan del Gobierno
2 comentarios

Publicidad

Publicidad

Dentro del paquete de medidas económicas que el Gobierno de coalición puso en marcha el martes pasado para hacer frente a los efectos negativos del coronavirus en la economía de España se encuentran los avales públicos.

El remedio del Gobierno de coalición es inyectar 117 mil millones de euros públicos, de los que 100 mil millones, son avales públicos que buscan garantizar la liquidez de las empresas y autónomos en este situación de alarma sanitaria por el coronavirus.

El Gobierno de coalición decidió ayer activó el primer paquete de ayudas para evitar un colapso financiero de las empresas españolas, y también aprobó las condiciones para que las entidades bancarias movilicen los 20 mil millones de euros.

De momento 20 mil millones de los 100 mil millones de euros prometidos

Según lo que se aprobó ayer, estarán disponibles hasta 20 mil millones de euros, 10 mil millones para pymes y autónomos, con la cobertura del Gobierno que está entre el 60 y 80 por ciento. Las entidades bancarias van a fijar el tipo de interés que van a cobrar a los préstamos especiales para hacer frente la pandemia de coronavirus.

El Gobierno de coalición ha lanzado sólo 20 mil millones, de los 100 mil millones de euros que había prometido en su paquete de medidas, para evitar que se convierta en una ventaja para las entidades bancarias en la captación de clientes y aprovecharse de la situación.

Es decir, el Gobierno pretende que las entidades bancarias sean selectivas a la hora de otorgar los préstamos y que miren bien los riesgos en la concesión de los préstamos a determinadas empresas o autónomos.

El planteamiento del Gobierno es que una vez que se vayan otorgando los préstamos y se vayan agotando los avales públicos, el Gobierno de nuevo activará otra parte de los avales públicos para que sean concedidos por las entidades públicas.

Estos avales no son para morosos ni empresas en proceso concursal

El Gobierno de coalición ha tomado medidas para ayudar a las empresas que les está afectando negativamente el coronavirus pero no para las empresas en dificultades económicas.

Por tanto, el Gobierno ha establecido que no podrán acogerse a los avales públicos aquellas empresas que estuvieran en situación de morosidad o proceso concursal.

La fórmula utilizada por el Gobierno de coalición es parecida a las que han utilizado otros miembros de la Unión Europea, aunque algunos de estos países han garantizado con sus avales públicos del 90 por ciento de un posible impagado.

Las entidades bancarias establecerán los tipos de interés de los préstamos con avales públicos

La desconfianza del Gobierno de coalición en el sector bancario es muy palpable, a pesar de la comparecencia de la Ministra de Hacienda, María Jesús Montero, y portavoz del Gobierno de coalición.

A parte, el Gobierno de coalición pretende controlar mejor el déficit y la deuda si la alarma sanitaria por el coronavirus se alarga mucho.

La ministra de Hacienda, María Jesús Montero, y portavoz del Gobierno, avisó a las entidades bancarias que también pueden analizar las facilidades que ha dado el Banco Central Europeo en su programa de liquidez y el precio del dinero, el 0 por ciento, a la hora de establecer las condiciones y los tipos de interés de los préstamos a los afectados del coronavirus.

El precio del préstamos se va a estimar en función del riesgo y el coste del aval, y se prevé que el tipo de interés que se aplique esté entre el 0,2 y el 1,2 por ciento, para evitar sacar provecho de la situación.

Las entidades bancarias se ha comprometido a mantener los costes de los nuevos préstamos y de las renovaciones que se beneficien de los avales públicos en consonancia con los que se están aplicando antes de la alarma sanitaria por el coronavirus.

Los tipos de interés por los nuevos préstamos nuevos se sitúa entre el 1,55 y 2,58 por ciento para pequeñas y medianas empresas, y para grandes empresas en un 1,42 por ciento, mientras la ‘línea Thomas Cook’ del Instituto de Crédito Oficial (ICO) para el sector turístico se sitúa en el 1,5 por ciento, pero el aval público es del 50 por ciento.

Este tipo de préstamos se pueden utilizar para pagar facturas de luz, gas, alquiler, nóminas de los empleados y hasta el pago de los impuestos. El aval público asumirá el 80 por ciento de impagados en el caso de pequeñas y medianas empresa y autónomos para los nuevos préstamos como para las renovaciones de líneas de financiación.

El aval público asumirá el 70 por ciento de impagos en el caso de los préstamos nuevos a las grandes empresas y un 60 por ciento en el caso de renovaciones de líneas de financiación que tenga con la entidad bancaria.

En El Blog Salmón | Esto es todo lo que se sabe de los avales públicos contra el coronavirus

Imagen | Flickr

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios