Publicidad

¿Es bueno para la economía subir el techo de gasto?

¿Es bueno para la economía subir el techo de gasto?
14 comentarios
HOY SE HABLA DE

El Gobierno durante esta semana ha establecido los límites del gasto del plan presupuestario para dar respuesta a la crisis del coronavirus aprobando un aumento del techo del gastos de más del 53 por ciento para el 2021, es decir, hasta llegar a los 196 mil millones de euros.

El incremento del techo del gasto incluye un actualización del 7,2 por ciento de los 127 mil millones de euros de este año y el aumento aumenta hasta casi el 30 por ciento cuando se incluyen lo que se espera ingresar por las ayudas de Europa, pero aunque incluir las nuevas transferencias para apoyar a las comunidad autónomas y la Seguridad Social para llegar al 53 por ciento.

El Gobierno decide anular el techo de gasto

El presupuesto del 2021 busca cambiar las base del modelo económico de España. El Gobierno ha dejado suspendidas las reglas fiscales durante el 2020 y 2021, después que desde la Comisión Europea aprobaran los objetivos de déficit.

Una vez anulado el techo del gasto o senda fiscal, el Congreso de los Diputados es informado del techo de gasto pero no puede pronunciarse sobre este. Por otra parte, se suspenden las reglas fiscales pero no se van a suspender la responsabilidad fiscal del Gobierno ni de las administraciones públicas.

El Gobierno en 2021 iniciará el proceso de toma de medidas para reconducir las cuentas públicas y no lo quieren hacer a través de recortes. Si el Gobierno no quiere hacer recortes, las correcciones se harán a través de un incremento de los impuestos.

El Gobierno asumirá la carga del déficit

El Gobierno estima que el déficit aumente del 2,8 por ciento al 11,3 por ciento durante este año y se reduzca al 7,7 por ciento durante el 2021. El Gobierno ha establecido que desde las cuentas públicas centrales se cargará con el mayor déficit al asumir la fiscalidad de las comunidades autónomas y la caja de pensiones a través de transferencias.

Hacienda permitirá a las comunidades autónomas que dispongan de liquidez con una tasa de referencia del déficit del 2,2 por ciento que podrán superar y el Gobierno asumirá parcialmente en un 1,1 por ciento del PIB.

A su vez, está medida va a permitir que los ayuntamientos hagan uso de remanentes, que no pueden utilizar sin aprobar ingresos equivalentes dado el veto legal sobre el déficit.

¿Qué es y para qué sirve el techo de gasto?

El techo de gasto es un mecanismo que sirve para limitar el gasto de las Administraciones Públicas. De hecho, funciona como un freno para el gasto de las Administraciones Públicas y para protegerlas de los efectos cíclicos de la economía.

Es un instrumento recogido en la Ley de Estabilidad Presupuestaria (LOEPSF) para garantizar que las Administraciones Públicas no disparen sus compromisos no financieros en época de bonanza y lo reducen en tiempos no tan buenos.

El Gobierno tiene que aprobar el techo de gasto junto con los objetivos presupuestarios de déficit y deuda pública antes de comenzar a elaborar los Presupuestos Generales del Estados. El límite de gasto se calcula, con carácter general, en el segundo trimestre del año y, en cualquier caso se debería establecer antes del 1 de agosto.

El techo de gasto es el paso previo a la aprobación de los Presupuestos Generales del Estado, y en condiciones normales debe ser aprobado en el Congreso de los Diputados antes del 30 de julio del año anterior a las cuentas que se pretende aprobar.

Para calcular el techo de gasto el Gobierno debe contar previamente con un escenario macroeconómico que le ayude a calcular las necesidades económicas del siguiente año. Es decir, si todos los agentes económicos apuestan un crecimiento del PIB, el año siguiente, el Gobierno tendrá más margen para aumentar el techo de gasto porque previsiblemente un nivel similar de avance económico dejaría más ingresos.

El techo de gasto, a su vez, sirve para que las comunidades autónomas, los ayuntamientos y las diputaciones puedan aprobar sus propias cuentas para el año siguiente. Es algo que solo pueden hacer una vez que el Ministerio de Hacienda imponga los límites correspondientes y los reparta a las diferentes administraciones.

Menos crecimiento y más gastos: ¿Es bueno para la economía subir el techo de gasto?

Este aumento del techo del gasto es consecuencia directa de la desaceleración de la economía causada por los efectos negativos que ha tenido y tiene la pandemia del coronavirus en España.

Con esto el techo de gasto se ha tenido que acompañar con una mayor capacidad de movimiento la economía de las Administraciones Públicas y, por tanto, flexibilizar más de lo esperado su capacidad de déficit.

Todas estas medidas están destinadas a poder cubrir las medidas sociales para los efectos negativos de las pandemia del coronavirus, pero es necesario generar ingresos adicionales, a parte de las ayudas de Europa.

A principios de año, el Gobierno presentó una ambiciosa reforma fiscal, sin embargo, por entonces la recaudación que establecía era mucho menor de lo esperado, y ahora claramente serían más que insuficientes.

Lo que espera el Gobierno es que la economía entré en una fase de reactivación, pero esta reactivación va a ser gradual y, por tanto, se debe conseguir minimizar los diferentes riesgos que pueden seguir de nuevos brotes del coronavirus a través establecer medidas.

La gran incertidumbre en la actividad económica mundial y concretamente en España, lo que está afectando de forma negativa al consumo de los españoles y a las inversiones que se realizan.

La crisis solo ha hecho que se afloren con más intensidad el poco crecimiento de la productividad española, los elevados nieves de paro estructural y la alta temporalidad, y la necesidad de hacer frente a las desigualdades, al envejecimiento y la transición hacia una economía mucho más sostenible que la tenía España.

Lo que ha hecho el Gobierno, y ya le indicó el Banco de España, que era necesario establecer a corto plazo políticas de expansión fiscal necesarias para hacer frente a la recesión provocada por el coronavirus, a medio plazo, se debe establecer un plan de reestructuración de las cuentas públicas que ayude a sanear las cuentas de España.

El Gobierno debe lucha a partir de ahora con un elevado nivel de deuda pública durante muchas décadas, y que la durabilidad del endeudamiento va a reducir los márgenes de actuación para hacer frente a problemas futuros, y así puede exponer la economía española a una situación de vulnerable y lenta capacidad de crecimiento.

En El Blog Salmón |Por qué el BdE le pide medidas estructurales al Gobierno

Imagen | Flickr

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios